Unión de Padres de Familia exige mantener aplicación de la reforma educativa

CIUDAD DE MÉXICO (apro).– La Unión Nacional de Padres de Familia (UNPF) se declaró inconforme con el memorándum emitido por el presidente Andrés Manuel López Obrador, y pidió seguir aplicando la reforma educativa vigente mientras se aprueba una nueva.

En un comunicado, el presidente de esa agrupación, Leonardo García Camarena, expresó que el memorándum es un atentado contra las instituciones.

“Un país democrático debe respetar el accionar del Poder Legislativo y de ninguna manera someterlo al Poder Ejecutivo”, aseveró.

Por ello, solicitó que se siga aplicando la ley “tal como está al día de hoy”, en tanto no se apruebe la nueva reforma.

El dirigente de la UNPF calificó como lamentable la cancelación de la ley de educación vigente, puesto que se perderían, entre otros puntos, el concurso de plazas magisteriales, el organismo autónomo de evaluación y el concurso para los puestos directivos.

Aseguró que esto se traduciría en la imposibilidad de contar con los mejores maestros para los niños y jóvenes y, por lo tanto, en alcanzar la calidad educativa.

Además, agregó, se quitaría el derecho a los padres de familia a ser parte del sistema educativo y se dejará fuera la carrera magisterial, lo que quitaría a los profesores la oportunidad de aspirar a mejores puestos, por su esfuerzo y méritos propios.

García Camarena cuestionó las concesiones a “un grupo de maestros”, a quienes acusó de llevar más de 30 años sin completar un ciclo escolar, vender plazas magisteriales y hacer paros y bloqueos, que, insistió, han costado millones de pesos al gobierno y a las empresas.

“Nos parece increíble que se les de todas las concesiones a un grupo de maestros que, entre otras cosas, han quemado gasolineras, han dañado el patrimonio de la nación, han secuestrado casetas, han rapado a sus compañeros ‘por dar clases a sus alumnos’”, sentenció.

Advirtió que no todos los maestros apoyan las presiones al Ejecutivo y al Legislativo, pues los “verdaderos maestros” apuestan por la mejora, tal como lo demostraron en los foros de consulta realizados por el gobierno anterior.

El presidente de la UNPF indicó que la situación responde a una negociación política en tiempos de campaña, lo que lleva a sacrificar el bienestar de millones de mexicanos por acuerdos de carácter político.

“La sociedad no debe permitir esto y debe exigir que se cumpla la ley que ahora está vigente y no caprichos de grupos de choque”, apuntó.

Finalmente, García Camarena hizo un llamado para ir hacia adelante y no regresar a prácticas caducas que se alejen de la modernización educativa que tanta falta le hace al país.

Comentarios