Reportan detención del marinista Juan Sánchez, la primera ligada al caso de Lydia Cacho

PUEBLA, Pue. (apro).- Juan Sánchez Moreno, exjefe de Mandamientos Judiciales de la Procuraduría General de Justicia (PGJ) en el sexenio de Mario Marín Torres y por quien pesaba una orden de aprehensión por el caso de la periodista Lydia Cacho, fue detenido en el Estado de México.

De acuerdo con información difundida por El Sol de Puebla, el marinista Sánchez Moreno fue detenido por elementos de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO), quienes supuestamente lo trasladaron a Cancún, Quintana Roo, para ponerlo a disposición de las autoridades correspondientes.

Según fuentes cercanas al caso, el exjefe de Mandamientos Judiciales fue capturado por su participación en la tortura contra Lydia Cacho, dado que fue el encargado de ejecutar la orden de aprehensión en contra de la periodista en 2005.

El exfuncionario es el primer detenido en relación con ese caso. Este martes se dio a conocer la existencia de órdenes de aprehensión en contra del exgobernador Mario Marín Torres; el exsubsecretario de Seguridad Pública de la entidad, Adolfo Karam Beltrán; el empresario Kamel Nacif, y el propio Sánchez Moreno. acusados de tortura psicológica contra Cacho.

La magistrada María Elena Suárez, a través del Tribunal Unitario de Quintana Roo, ordenó al Ministerio Público Federal iniciar la búsqueda de esas personas por el delito cometido hace 13 años.

Alberto Jiménez Merino, cercano excolaborador de Marín Torres, es actualmente el candidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI) a la gubernatura de Puebla. De hecho, el ‘exgóber precioso’ reapareció públicamente el 31 de marzo pasado, en el acto de arranque de la campaña del priista.

Ese día los medios de comunicación cuestionaron al exmandatario si no temía que el caso de Lydia Cacho se reviviera políticamente para afectar la campaña de Jiménez Merino.

“Es un asunto juzgado. Desde 2008 la Suprema Corte de Justicia de la Nación nos exoneró, después de dos años de investigación, de tal manera que creo que ese asunto debe olvidarse, es cosa juzgada y no creo que afecte a la campaña del candidato”, sostuvo Marín.

De acuerdo con Ramón Fernández Solana, coordinador de la campaña de Jiménez Merino y exsecretario particular de Marín Torres, el exmandatario está de vacaciones.

Cuestionado sobre la orden de aprehensión en contra de Marín, consideró que tendría un trasfondo político y que presuntamente se relaciona con el crecimiento que ha tenido Jiménez Merino en las preferencias electorales.

“De confirmarse el asunto del licenciado Mario Marín, quiero decirle que es muy grave que se use la justicia como garrote político. Es muy grave que los poblanos vivamos tiempos de regresión donde la persecución política con fines electorales daña a los poblanos como en la época de Rafael Moreno Valle”, expresó.

El priista insistió que se trata de un tema político y que estaría relacionado con el “nerviosismo de otros partidos” por el tema electoral.

Comentarios