Paquita la del Barrio y la Sonora Santanera

Paquita la del Barrio se presentó exitosamente en el Auditorio. Foto: Tomada de Twitter @AuditorioMx Paquita la del Barrio se presentó exitosamente en el Auditorio. Foto: Tomada de Twitter @AuditorioMx

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Dos íconos de la música popular se presentaron en el Auditorio Nacional.

Paquita la del Barrio es el nombre artístico de Francisca Viveros Barradas (Veracruz, 1947). Después de una infancia llena de privaciones y pobreza, donde aprende a realizar las labores del campo y a ayudar con todo a su familia, en 1970 Paquita la del Barrio se traslada a la CDMX donde comienza a presentarse cantando a dúo con su hermana Viola, con quien integra el dueto Las Golondrinas. Años más tarde en 1978 adquiere un terreno en la colonia Guerrero y levanta entre lonas un precario restorán; Casa Paquita, donde ella cocinaba y pronto comenzó a cantar como solista.

En 1985 graba con recursos propios su primer LP, pues ninguna disquera le abría las puertas. Viene entonces un golpe de suerte, en noviembre la invitan al programa de televisión Hoy mismo, conducido por Guillermo Ochoa; al poco tiempo había en su negocio filas de gente a lo largo de dos cuadras que esperaba entrar a oírla cantar. El lugar se convirtió en punto de reunión tanto para gente del pueblo como para personalidades de la política y la farándula. Ahí nació su famoso grito de batalla, pues mientras cantaba vio entrar a su marido que llevaba varios días sin venir a casa, y sin más desde el escenario le espetó: “¿Me estás oyendo inútil?” El público le aplaudió y desde ese momento se popularizó la frase.

A partir de entonces Paquita comenzó a tomar el rumbo de canciones contra la cultura machista que tan bien le ha funcionado, aunque canta además otro tipo, por lo cual han llamado la guerrillera del bolero. En España logró una gran aceptación, así como en Estados Unidos y sudamérica al día de hoy, con 40 años de trayectoria, Paquita tiene grabados más de 33 álbumes con ventas que sobrepasan los 20 millones de copias.

El Auditorio Nacional abarrotado, 10 mil espectadores, Paquita cantó con mariachi y con banda y el público feliz coreaba todas sus canciones; en el ciclorama del escenario unos videos a ratos bizarros ilustraban los temas, de pronto el sector masculino del público se hartó de tanto golpeteo contra su género, y fastidiado ya no aplaudía tanto. Terminó Paquita y su banda tipo sinaloense se apoderó del escenario. Muchos se fueron pensando que esa banda sustituía a la Internacional Sonora Santanera.

Pero no, sin que nadie aclarara la situación se despidió la Banda de Paquita y se apoderó del Escenario La Internacional Sonora Santanera, y comenzó la fiesta, la alegría con la presencia de los herederos de la mítica banda aglutinada hace casi 64 años por José Jesús Hinojosa. De aquella agrupación original ya no queda ningún integrante fundador, estos son los hijos, y los nuevos elementos, pero el sonido original y los arreglos persisten. La Sonora, a diferencia de Paquita, alegró a la audiencia y la puso a bailar con temas como “La boa”, “Perfume de gardenias”, “El orangután y la orangutana”, “Noches de Nueva York”, “Los aretes de la luna”, “Los luchadores”, “El ladrón” (con la interpretación de Andrea Escalona)

De pronto salió Paquita con otro vestuario e interpretó dos temas con la Sonora Santanera: “Mi razón” y “Solamente una vez”.

Evento de casi cuatro horas donde dos íconos de la música popular mexicana pusieron a cantar y a bailar a un Auditorio Nacional que estaba de bote en bote, la gente loca de la emoción.

Comentarios

Load More