Detienen a presunto homicida de activista indígena… y la jueza lo libera

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La Fiscalía General del Estado de Chihuahua aprehendió el viernes pasado a Rosalío Joel M.P. como presunto homicida del defensor indígena Juan Ontiveros Ramos, pero anoche no pudo acreditar su responsabilidad.

La jueza de Control, Romelia Martínez Badillo, no lo vinculó a proceso y la Fiscalía General del Estado anunció que apelará la resolución.

De acuerdo con el Ministerio Público, Rosalío Joel M. P. es el probable responsable del homicidio asesinato de Juan Ontiveros Ramos, ocurrido el 1 de febrero de 2017, quince días después de que mataron al activista indígena Isidro Baldenegro López, en Coloradas de la Virgen, del municipio de Guadalupe y Calvo.

Juan Ontiveros Ramos era comisario de policía en su comunidad, Choréachi, también ubicada en Guadalupe y Calvo. Fue privado de la libertad el 1 de febrero de 2017 y al siguiente día localizaron su cuerpo.

De acuerdo con el Ministerio Público, la acusación está sustentada por una “sólida carpeta de investigación integrada por pruebas, periciales, análisis, estudios y entrevistas, cuyas labores fueron realizadas por un equipo de especialistas”.

La dependencia informó en un comunicado de prensa, que procederá de inmediato a presentar el recurso en contra de esa resolución, porque la acusación se encuentra fundada y motivada.

“El reconocimiento de los testigos es suficiente para dictar la vinculación a proceso, por lo que procederemos y actuaremos ante esta decisión judicial”, añadió el fiscal general, César Augusto Peniche Espejel, en el comunicado.

El funcionario aseveró que un agente del Ministerio Público de la Fiscalía de Distrito Zona Sur le formuló imputación a Rosalío Joel M. P. como probable responsable del delito de homicidio en perjuicio del activista y defensor de los recursos naturales, Juan Ontiveros Ramos, ocurrido en el municipio de Guadalupe y Calvo.

“La representación social expuso ante un Juez de Control del Distrito Judicial Mina, los argumentos incriminatorios en el que se establecen que el 31 de enero de 2017, cuando la víctima, en compañía de otras personas a bordo de un vehículo, fue interceptado por el acusado, quien mediante amenazas lo bajó del automotor y lo llevó al lugar conocido como Napuchi, en donde lo privó de la vida con un arma de fuego”, indicó el comunicado de la FGE cuando el imputado fue puesto en prisión preventiva por orden de la jueza.

Sin embargo, anoche en la audiencia de vinculación a proceso, se ordenó la libertad del imputado, quien fue detenido en la comunidad de Barbechitos con una orden de aprehensión, por las policías de la Agencia Estatal de Investigación.

Rosalío Joel M. P. Foto: Especial

Rosalío Joel M. P. Foto: Especial

Juan Ontiveros tenía 32 años. A cinco días del homicidio de Isidro Baldenegro, viajó a Chihuahua con representante de su comunidad y de Coloradas de la Virgen, para reunirse con autoridades de la Unidad de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación y de la Fiscalía General del Estado, y denunciar la situación que viven en su territorio.

Días después, lo mataron en una brecha de la ranchería Los Flacos del ejido de Choreachi. Juan iba con su hermano Isidro en un vehículo, cuando fueron abordados por criminales que se llevaron al comisario y dejaron vivo a su hermano.

Según la gente de aquella región, un domingo anterior al crimen de Juan Ontiveros, llegaron hombres armados y encapuchados a Choreachi. El martes lo “levantaron” y al siguiente día lo localizaron muerto.

Juan Ontiveros estuvo con las autoridades estatales y federales en la capital, junto con sus compañeros, en mesas de salud, ambiental y de seguridad, donde denunciaron la situación criminal en la que están sumidos a manos del crimen organizado.

Comentarios