Insatisfecha, la CNTE amaga con nuevas movilizaciones

CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).- Mientras especialistas consideran un acto ilegal el memorándum suscrito por el presidente López Obrador para anular la reforma educativa de Enrique Peña Nieto, la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) se apresta a realizar nuevas movilizaciones y paros escalonados, hasta la realización de un “paro indefinido”, si la abrogación de la ley no es total.

“No es una abrogación total de la reforma; es un paliativo que se está entregando para generar las condiciones de revisión política a nivel nacional”, advierte en entrevista Wilbert Santiago, vocero de la Sección 22 del magisterio que ha encabezado las más recientes movilizaciones y bloqueos en la Cámara de Diputados.

Con la emisión de dicho documento, sostiene, el presidente ya cumplió su propósito porque dejó en evidencia a los opositores de la derogación de esta reforma. Sin embargo, “seguimos remarcando la importancia del diálogo directo con Andrés Manuel López Obrador. Es necesario y justo que nos sentemos en una misma mesa para el debate y para construir la verdadera reforma educativa que requiere el país”.

El martes 16, el jefe del Ejecutivo anunció la firma del documento en el que pide a las secretarías de Hacienda, Educación Pública y Gobernación tomar las medidas para suspender la aplicación de la reforma educativa mientras se retoma el diálogo entre los trabajadores de la educación, los diputados, la Secretaría de Educación Pública y la sociedad, detenido el jueves11.

Vocero de la disidencia magisterial de Oaxaca, Wilbert Santiago califica como insuficiente el memorándum del mandatario porque, afirma, no contiene las demandas que han planteado los maestros inconformes desde que iniciaron las acciones de resistencia en 2013, cuando se aprobó la reforma propuesta por Peña Nieto.

“Es un buen deseo de Andrés Manuel López Obrador (el buscar) las acciones para avanzar en los temas fundamentales que hemos remarcado durante la resistencia del movimiento, como la reinstalación de 586 maestros cesados por resistirse a la evaluación punitiva. Eso no se ha resuelto porque hay una ley vigente que no permite avanzar en ese problema”, refiere el también integrante de la Asamblea Nacional de Trabajadores de la Educación.

Wilbert Santiago fue entrevistado el jueves 17, luego de que López Obrador dijo en su conferencia matutina que el memorándum era un mensaje político para el magisterio convocándolo a reanudar el diálogo.

Para el líder magisterial, dicho documento no está por encima de la ley, sino que se trata de una acción política para que el tema estuviese nuevamente en el debate nacional.

No obstante, insiste en que a dicho memorándum le faltó considerar el tema de la reparación de daños que les fueron causados a las familias que “sufrieron la represión” al participar en las movilizaciones de defensa de la educación pública, como en Nochixtlán, Oaxaca, en junio de 2016.

 “Es necesario que se reconozca que hubo lesiones, daños a las familias que defendieron la educación pública y a los maestros que nos hemos mantenido en resistencia, principalmente de la Coordinadora. Es fundamental que se atienda este punto para avanzar. Lamentamos que en el memorándum no se le pida a la Secretaría de Gobernación que atienda a todas las personas que sufrieron graves afectaciones por la imposición de la reforma educativa y por el crimen de lesa humanidad que ocurrió en Nochixtlán, en el que fueron responsables Enrique Peña Nieto, Aurelio Nuño, Gabino Cué, los altos mandos de la policía y de la Gendarmería. 

“Lamentamos –continuó– que no se haya girado esa instrucción de dar justicia a los afectados y solamente se dijo que se van a indemnizar. Para nosotros no hay olvido.”

Otro de los temas ignorados, según Wilbert Santiago, es la reinstalación de los profesores expulsados durante la aplicación del sistema de evaluación. “En materia jurídica, la Secretaría de Educación Pública no ha presentado la solución para la reinstalación de los cesados y mucho menos para la contratación de los normalistas”.

“No lucramos con plazas”

Según el integrante de la disidencia magisterial, la CNTE no busca quedarse con el control de las plazas y acusó a Elba Esther Gordillo y a sus seguidores de aprovecharse de esta concesión que le dieron el gobierno federal y los estatales.

Las propuestas de la CNTE están sustentadas “en la participación de la base. En la declaratoria del Quinto Congreso Nacional Extraordinario ya se dijo que no buscamos el control de las plazas ni el control de la nómina. Eso siempre lo ha tenido el Estado, nunca lo ha entregado a la CNTE. Más bien, quien ejerció actos de corrupción con las plazas fue Elba Esther Gordillo y su gente. Por eso rechazamos su reaparición en la vida pública y sindical”. 

Santiago denuncia que Juan Díaz de la Torre, exdirigente del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), y el actual secretario general de esta organización, Alfonso Cepeda Salas, fueron quienes hicieron la negociación para tener el control de la mitad de las plazas.

La Sección XXII tuvo hasta hace unos años el dominio de las plazas de los trabajadores de la educación en Oaxaca, pero lo perdió luego de que en 2015 el entonces gobernador, Gabino Cué, creó el nuevo Instituto Estatal de Educación Pública del estado.

Según Wilfrido Santiago, esa instancia ha sido la responsable de la venta de plazas y del favoritismo en el sector educativo local, lo que ha dado pie a que se realicen actos de corrupción. 

El vocero resalta que es necesaria la creación anual de mil plazas docentes para sumar a los egresados de las escuelas normales y para suplir los espacios que dejan jubilados, enfermos y fallecidos.

“En el caso de la Sección XXII hemos procurado la revisión bilateral de todos los términos administrativos. Además, cuando exigimos plazas es para la vigencia del normalismo, para que se generen todas las contrataciones directas y se atiendan las necesidades de las comunidades rurales.” 

Más movilizaciones

Santiago dice que el memorándum de López Obrador no tiene ningún impacto en el plan de acción aprobado por el congreso y la asamblea del magisterio recientemente realizados.

Anuncia que los miembros de la CNTE continuarán con sus paros escalonados en las próximas semanas, hasta llegar a un paro indefinido, si es que no se aplica la abrogación total de la reforma educativa. 

Según el plan de acción aprobado, las protestas escalonadas se iniciaron el miércoles 10 con un paro de 24 horas, seguirá el 1 y 2 de mayo con otro paro de 48 horas y uno más de 72 horas del 15 al 17 de mayo. Además, habrá movilizaciones el 1 y 15 de mayo próximos.

–¿Hasta ahora, en qué van las negociaciones?

–Los encuentros con la Secretaría de Educación Pública han sido sobre la discusión del proyecto de decreto. En un primer momento nos señalaron la necesidad de avanzar con el dictamen porque no podían entregarnos un borrador. La CNTE abrió las puertas de la Cámara de Diputados, se avaló el dictamen y estuvimos atentos a lo que ocurría. Vimos la necesidad de presionar para generar las condiciones para la abrogación total y no una simulación desde la Comisión de Educación y Puntos Constitucionales.

Por el momento, dice, la discusión está en el proyecto de decreto que se aprobará en el pleno de la Cámara de Diputados y que tendrá sus reservas para las modificaciones. 

“Mientras no se reconozca que hay un régimen de excepción laboral en ese proyecto de decreto las negociaciones no van a poder avanzar. Quien debe de manifestar voluntad política es el Estado porque los maestros proponemos, pero el que administra, genera, acuerda y da disponibilidad de diálogo es el gobierno federal”, agrega.

–¿Creen que la abrogación de la reforma educativa se irá hasta el otro periodo ordinario de sesiones?

–Para nosotros es importante que Andrés Manuel López Obrador se siente con la CNTE en una mesa de alto nivel para avanzar. Si no se da esto, no habrá avances. En su conferencia ya mencionó que a partir del acuerdo con la Secretaría de Educación Pública será testigo de la abrogación de la reforma. Pero tal parece que hay un doble discurso, por eso creemos que es necesario que Andrés Manuel intervenga.   

Este texto se publicó el 21 de abril de 2019 en la edición 2216 de la revista Proceso

Acerca del autor

José Gil Olmos, reportero desde 1998. Colaboró en el periódico El Nacional y en el diario La Jornada. Desde el 2001 es reportero de la revista Proceso. Es autor de Los Brujos del Poder, La Santa Muerte la virgen de los olvidados, Los reporteros mexicanos en la guerra de Chiapas y Batallas de Michoacán.

Comentarios