Ordenan en EU parar producción de Peñafiel por arsénico; en México afirman “no hay riesgo”

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Tras la publicación de un informe que reveló la presencia de arsénico en botellas de agua mineral de varias marcas, Keurig Dr. Pepper detuvo la producción de su marca mexicana Peñafiel en su planta destinada a la exportación por al menos dos semanas.

El estudio del Consumer Report, publicado el pasado 18 de abril, descubrió que las botellas de seis marcas de bebidas –de una muestra de 130– contenían cantidades de arsénico detectables: se trató del agua de importación Peñafiel –proveniente de México–, Starkey, Crystal Geyser Alpine Spring Water, Volvic, Crystal Creamery y EartH20.

Según este informe, las autoridades sanitarias estadunidenses emitieron una alerta de importación sobre Peñafiel tras descubrir que los niveles de arsénico rebasaban el límite de 10 partículas por mil millones de partículas (ppb): Keurig Dr. Pepper reconoció que los niveles alcanzan hasta 17 ppb.

De acuerdo con el estudio, “el consumo regular (de arsénico) durante amplios periodos incrementa el riesgo de enfermedades cardiovasculares, puede bajar el QI en los niños, y puede provocar algunos cánceres y otros problemas de salud”.

Un representante de Peñafiel citado en el reporte minimizó el alcance del hallazgo, y afirmón que “no hay riesgo a la salud” según “expertos independientes con los que trabajamos”.

“Empezamos a remediar la situación al reforzar el sistema de filtración en la planta”, dijo el vocero, al referirse únicamente al sitio que embotella el agua para la exportación hacia Estados Unidos.

Comentarios