CDMX indaga omisiones de la policía y el Metro por muerte de mujer en estación Tacubaya

La mujer fue reportada como desaparecida. Foto: Tomada de Twitter La mujer fue reportada como desaparecida. Foto: Tomada de Twitter

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El pasado 16 de febrero, el gobierno capitalino emitió una Alerta Amber para buscar a María Guadalupe Fuentes Arias. Pero la mujer de 56 años no estaba perdida, sufrió un infarto cerebral dentro de la estación del Metro Tacubaya y fue abandonada por policías capitalinos afuera de la misma, donde pasó 26 horas sin atención… tres días después, murió.

La última vez que sus familiares la vieron con vida fue en la estación del Metro Moctezuma, también de la línea 1, de acuerdo con la ficha del Centro de Apoyo de Personas Extraviadas y Ausentes (CAPEA). Mencionaron que vestía pantalón de mezclilla y que, como seña particular, tenía cicatrices de acné en mejillas y mentón.

Luego de recorrer 13 estaciones en la misma línea hasta Tacubaya, María Guadalupe bajó del tren y se desvaneció en el andén. Estaba sufriendo un infarto cerebral.

A las 7:16 horas, cinco uniformados de la Policía Bancaria Industrial (PBI) asignados a dicha estación llegaron en su auxilio y la trasladaron en camilla hasta la oficina de la jefa de estación, como se observa en un video difundido en internet por el diario Reforma.

De acuerdo con ese medio, la mujer permaneció en el lugar durante tres horas sin recibir atención médica. En el video se observa que, a las 10:31 horas, cuatro policías la sacan de dicha oficina rumbo a la calle. Iba seminconsciente, sin poder caminar por sí misma y prácticamente arrastrada por los uniformados quienes, presuntamente, la dejaron tirada en la calle, a la entrada de la estación.

Testimonios recabados por el diario aseguraron que permaneció en el lugar sin moverse y a la intemperie. Comerciantes ambulantes de la zona pensaron que era una persona en situación de calle. Alguien la arropó con su propia chamarra y le puso al lado su bolsa de mano.

Como no llegaba a casa ni se comunicaba con ellos, sus familiares acudieron a CAPEA para reportarla como extraviada. Fue entonces que el organismo lanzó la Alerta Amber para su localización.

Al siguiente día, cuando llegaron a trabajar a sus puestos, la mujer seguía ahí, aunque ya no tenía su bolsa ni su suéter. Algunos dijeron que llamaron a los servicios de emergencia y pidieron ayuda a las autoridades de la estación, pero nadie acudió a ayudarla.

Hacia el mediodía del domingo, un paramédico que pasaba por el lugar fue requerido por los comerciantes para que revisara a María Guadalupe. Habían pasado 26 horas y aún tenía signos vitales, pero no estaba consciente.

Al lugar llegaron más paramédicos en una ambulancia del Sistema Universitario de Urgencias Médicas (SUUMA). Mientras le daban los primeros auxilios, llegó un hombre que dijo ser hijo de la mujer. Llevaba copias del aviso de la Alerta Amber.

Tras recibir los primeros auxilios, fue trasladada al Hospital General Regional 1 del IMSS. Ahí luchó por su vida dos días más, hasta que el martes 19 falleció.

Inician investigaciones

La difusión de este caso de presunta mala actuación de la policía capitalina, comandada por Jesús Orta, y de las autoridades del Sistema de Transporte Colectivo Metro, dirigido por Florencia Serranía, se sumó a las múltiples críticas de los capitalinos.

Al respecto, el gobierno de Claudia Sheinbaum emitió un comunicado en el que lamentó “el incidente” y anunció que la jefa de la estación Tacubaya fue separada de su cargo.

Además, dijo que el SCT Metro dio parte del hecho a la Agencia 50 del Ministerio Público de la Procuraduría General de Justica (PGJ), donde se inició una carpeta de investigación por la posible omisión y falla en el servicio público por parte de dicha servidora pública, de quien omitió su nombre.

La autoridad añadió que también se investiga a cinco elementos de la Policía Bancaria e Industrial (PBI) y paramédicos que atendieron a la víctima.

Además, puntualizó que será la Fiscalía de Investigación de Delitos cometidos por Servidores Públicos la que realice las investigaciones pertinentes. Para ello, dijo que solicitó el expediente de la víctima, “que es analizado por peritos en medicina neurológica, a fin de determinar los alcances de la omisión por parte de los servidores públicos para que, en su caso, un juez de control sea quien resuelva la situación jurídica de los trabajadores”.

Por su parte, la Secretaría de Seguridad Ciudadana hizo hincapié en que “en todos los casos en los que existan mal proceder respecto a los protocolos de actuación, francos actos de corrupción, o mala actuación policial dolosa, se suspenderá de inmediato a las o los elementos, y se dará vista de inmediato a las autoridades ministeriales”.

En tanto, el Metro informó que ha dado “total atención y se encuentra en contacto permanente con los familiares de la persona fallecida”.

Por último, el gobierno capitalino refrendó “su solidaridad con la familia de la víctima, así como su compromiso para prevenir este tipo de casos y para evitar que los posibles responsables queden impunes”.

La Comisión de Derechos Humanos local (CDHDF) inició una investigación de oficio por el caso, informó la presidenta del organismo, Nashieli Ramírez.

Comentarios

Load More