Fox cuenta con cinco escoltas y Calderón con 12, aclara AMLO

Vicente Fox y Felipe Calderón, expresidentes de México. Foto: Miguel Dimayuga Vicente Fox y Felipe Calderón, expresidentes de México. Foto: Miguel Dimayuga

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El presidente Andrés Manuel López Obrador volvió a referirse a las prebendas y a la seguridad personal de las que gozaban hasta antes del 1 de diciembre de 2018 los exmandatarios y que, en conjunto, representaban un gasto de 55 millones de pesos anuales por cada uno.

A la fecha, dijo, únicamente Vicente Fox y Felipe Calderón son los únicos que cuentan con seguridad personal sufragada por el gobierno. En el caso del primero, detalló, dispone de cinco elementos y no ocho como había dicho días antes y en el caso del segundo de 12 guardias.

La diferencia de escoltas entre uno y otro, explicó, obedece a una petición expresa que le hizo Calderón. En una carta que le hizo llegar, dijo, el expanista le recordó a López Obrador que al encabezar en su gobierno la guerra contra el narco, tocó intereses de grupos delincuenciales o personas que podrían atentar con él.

–¿Y por qué esta diferencia de a uno cinco y a otro 12?, preguntó la prensa.

López Obrador respondió: “Porque se llegó a un acuerdo con ellos, se habló con ellos. Yo le instruí al general secretario que platicara con ellos, para ver cuáles eran sus necesidades y se hizo un ajuste, se actuó de parte de ellos y de parte de nosotros con austeridad; lo mínimo, no el aparato.

“Es que era impresionante lo de antes. Yo no sé, ¿no se acuerdan cuando pasaba un presidente, cuantas camionetas?, ¿ya no se acuerdan de eso?  A lo mejor hay alguna imagen por ahí, era una, otra, otra, otra, 10 camionetas, y luego atrás ambulancias, de veras, motos, cerraban las calles”.

Los 17 escoltas asignados a Fox y Calderón, dijo el mandatario, representan 5% de lo que tenían antes, se redujo al mínimo.

“Yo recuerdo que en total cada expresidente costaba alrededor de 55 millones de pesos al año, o sea, como cinco millones de pesos mensuales.

López Obrador aclaró también que su gobierno sólo cubrirá el sueldo de los escoltas, que los expresidentes se encargarán de poner de su bolsa vehículos y combustible.

Sobre el resto de los expresidentes, Enrique Peña, Ernesto Zedillo y Carlos Salinas de Gortari, el mandatario manifestó que ninguno de ellos tiene vigilancia del gobierno federal ni tampoco pensión. “Eso se terminó”, apuntó.

Cuestionado sobre la consulta para determinar posibles juicios en contra de esos expresidentes, respondió que éstos serán solo a petición de la ciudadanía, pero mientras tanto aseguró que mantiene su postura en que haya punto final en este tema.

Comentarios

Load More