Gobierno de AMLO confirma altercado con soldados de EU en la frontera norte

WASHINGTON (apro) – El gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, confirmó a Proceso el altercado entre militares mexicanos y sus contrapartes de Estados Unidos, y se abstuvo de aclarar si los elementos marciales de México sacaron sus armas como lo denunció este miércoles el presidente estadunidense, Donald Trump.

“El 13 de abril de 2019, aproximadamente a las 2:00 p.m. tiempo central, entre y cinco y seis militares mexicanos interrogaron a dos soldados del Ejército de los Estados Unidos que realizaban operaciones de apoyo en la frontera en un vehículo sin marca del CBP (Buró de Aduanas y Protección Fronteriza, por sus siglas en inglés) cerca de la frontera suroeste en las cercanías de Clint, Texas”, comentó a Proceso un alto funcionario del gobierno de López Obrador.

En la mañana de este miércoles, en un mensaje en su cuenta personal de Twitter, Trump lanzó una amenaza al gobierno mexicano por el incidente con elementos de la Guardia Nacional de su país y no del Ejército como sostiene el gobierno mexicano.

“Recientemente soldados mexicanos sacaron sus armas a nuestros soldados de la Guardia Nacional, probablemente como una táctica de distracción por traficantes de drogas en la frontera. Es mejor que no vuelva a ocurrir. Ahora estamos enviando soldados armados a la frontera. México no está haciendo casi lo suficiente para aprehender y regresar (a los migrantes)”, escribió Trump en Twitter.

El funcionario mexicano que habló con el reportero, al ser cuestionado sobre la afirmación que hace Trump de que los soldados mexicanos sacaron sus armas, se limitó a responder: “Fue un incidente menor, según entendemos, que duró tan solo unos minutos”.

Horas después de la amenaza del mandatario estadunidense, la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) de México emitió el comunicado de prensa número 095, en el que evade hablar de la denuncia de Trump de que los soldados mexicanos sacaron las armas y es un poco más preciso sobre la ubicación donde ocurrió el altercado.

 

“A la altura de la colonia Parcelas, Ciudad Juárez, un grupo de militares mexicanos se encontraron (sic) con dos soldados estadunidenses que realizaban operaciones de apoyo en un vehículo sin identificación que se encontraba al sur de la valla fronteriza, dentro del territorio de los EE.UU., en una zona en la que los límites de la frontera no resultan claros por su geografía”, matizó la SRE.

El funcionario del gobierno federal consultado por Proceso destacó que, por el incidente, la CBP y el mismo Departamento de Defensa de los Estados Unidos llevaron a cabo una investigación.

La investigación “develó que los militares mexicanos creían que los soldados del ejército de Estados Unidos estaban al sur de la frontera. Los soldados estadunidenses se encontraban en territorio estadunidense, al sur de la valla fronteriza”, subrayó el funcionario mexicano.

La fuente agregó que los elementos marciales de los dos países se enfrascaron “en una breve discusión” y que luego los militares mexicanos abandonaron el área.

“El vehículo en el que se encontraban los soldados del ejército de Estados Unidos se ha vuelto a colocar al norte del muro fronterizo para garantizar que la situación no vuelva a ocurrir”, concluyó el funcionario.

En paralelo, el escueto comunicado de la SRE estipuló que “este tipo de incidentes es común, toda vez que se trata de una verificación de patrullaje ordinario sin consecuencias para ambos gobiernos, quienes mantienen comunicación permanente y fluida”.


La Guardia Nacional de Estados Unidos que ha sido enviada como apoyo táctico y técnico a los agentes de inmigración, tienen prohibido usar sus armas. La Guardia Nacional ayuda a la ubicación de inmigrantes indocumentados por medio del uso de tecnología y para la colocación de barreras móviles. Los elementos de la Guardia Nacional tienen prohibido participar en acciones de captura física de inmigrantes.

Consultado sobre el incidente entre los militares durante su conferencia de prensa matutina, López Obrador respondió que su gobierno no buscará confrontación con el de Trump y que no caerá en el luego de dimes y diretes.

 

Comentarios