Diputados aprueban desafuero de Cipriano Charrez, implicado en caso de homicidio

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Con 347 votos a favor, 36 en contra y 53 abstenciones, el pleno de la Cámara de Diputados aprobó retirar el fuero constitucional a Cipriano Charrez Pedraza para que enfrente la denuncia por homicidio culposo que le imputó la Procuraduría del Estado de Hidalgo.

Este es el primer desafuero de un legislador impulsado por el partido del presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), que obtuvo su registro en 2014, y el cual impulsó la candidatura de Charrez Pedraza, quien el pasado 6 de octubre se vio involucrado en un accidente automovilístico muriendo el conductor de un taxi.

Hora y media después de que el pleno de San Lázaro se erigió en Jurado de Procedencia para votar el dictamen de la sección Instructora que establecía desaforar al legislador, Porfirio Muñoz Ledo, presidente de la Mesa Directiva dijo:

“Ha lugar a proceder en contra del diputado Cipriano Charrez Peraza y segundo, en consecuencia, queda separado de su encargo como diputado federal de la 64 Legislatura y queda a disposición de las autoridades competentes. Comuníquese al Poder Ejecutivo, notifíquese a la Procuraduría de Hidalgo”.

Así, a las 12 del día con 12 minutos, el diputado por Morena quedó sin fuero constitucional, en su defensa de poco más de 6 minutos, el hidalguense alegó inocencia y sostuvo: “Como la decisión está en la cancha, lo que aquí se vote es válido y lo voy a respetar… Me pronuncio a favor de que se retire el fuero constitucional para que no haya impunidad en este país y por ende poder demostrar mi inocencia”.

Al ser un Jurado de Procedencia, no solo el imputado tiene derecho a hacer uso de la tribuna para defenderse, también la autoridad que le imputa el delito de homicidio culposo. La subprocuradora de Procedimientos Penales de la Procuraduría General de Justicia e Hidalgo, Sisi Aneth Rodríguez sostuvo:

“En la carpeta de investigación se advierten actos indicativos de que la madrugada del 6 de octubre del 2018, un vehículo en que viajaba Cipriano Charrez Pedraza en el que se afirma lo hacía como conductor produjo culposamente resultados típicos de homicidio y daño en la propiedad”.

En su defensa, Charrez aseguró que a partir de los hechos se implementó “un linchamiento mediático y jurídico hacia mi persona”, pero aún más, dijo que su desafuero es “para hacer creer a la opinión pública que nuevos aires soplan en estas instalaciones”.

“De antemano sabemos que en este recinto legislativo hay intereses políticos, posiciones encontradas, temas de agenda parlamentaria, urgencias por sacar, encomiendas, reformas necesarias, pero lo que no puede ser es convertirse en un espacio donde el ser y pensar diferente sea motivo para ir a la cárcel o para ser perseguido, y este es el verdadero fin último por el que fue creado el fuero y no otro, pero que hoy se aprestan para curarse en salud para hacer creer a la opinión pública que  nuevos aires soplan en estas instalaciones”.

Charrez Pedraza, acusó a “intereses políticos y económicos muy fuertes que se amparan en el gobierno del estado de Hidalgo” y que hasta el sexenio pasado encabezado por el PRI, están detrás de sus acusaciones para, “descarrilar cualquier proceso de transformación en este país”.

Durante la Legislatura pasada, la procuraduría de Chihuahua solicitó la detención del priista, Antonio Tarín, acusado de malversación de fondos del gobierno estatal durante su paso por la Dirección de Adquisiciones de la secretaría de Hacienda en el gobierno del priista César Duarte.

A inicios de 2017, el diputado priista Carlos Hermosillo sufrió un accidente, su suplente, Antonio Tarín debió ocupar su cargo y tomar protesta, sin embargo, la procuraduría de Chihuahua emitió una orden de aprehensión en su contra por presunto desvió de recursos y demandó al a cámara que no se le tomara protesta como legislador suplente.

Para evitar su detención, Tarín se refugió en San Lázaro mientras asumía como legislador y obtenía el fuero que impedía ser procesado judicialmente. Por su parte, elementos del ministerio público de Chihuahua se apostaron en todas las entradas de San Lázaro para detenerlo en cuanto saliera de la Cámara de Diputados.

Y mientras la fracción del PRI lo protegía, aceptando dormir en las instalaciones que son recinto federal, el propio Tarín se dio a la tarea de promover un amparo que impidiera su detención. Antonio Tarín nunca pudo tomar protesta como diputado ni obtener el fuero constitucional, pero sí logró la protección de la justicia y salió de San Lázaro con un amparo.

Sin embargo, meses después y ya concluida la legislatura que le daba fuero, las autoridades locales encabezadas por el panista Javier Corral lo detuvieron y hoy enfrenta su juicio encarcelado.

En esa legislatura, el PRI era mayoría, y así como protegió a Tarín, también hico con dos de sus diputados federales veracruzanos, Antoni Tarek y Alberto Silva, quienes también fueron acusados de malversar fondos durante su paso por la administración del gobernador priista, Javier Durate.

El PRI, mayoría en la Sección Instructora y encargada de desaforarlos, se negó a retirarles la protección constitucional. Concluyó la legislatura y ambos veracruzanos se encuentran libres.

En esta ocasión, con una recomposición política distinta y Morena, partido que postuló a Charrez Pedraza, como mayoría en la Sección Instructora y el pleno, decidió no protegerlo, de ahí que el dicho del propio Charrez durante su defensa en la máxima tribuna, pareciera tener dedicatoria hacia sus propios compañeros de partido cuando expresó que con su desafuero se quiere “hacer creer a la opinión pública que nuevos aires soplan en estas instalaciones”.

Instalaciones en donde no hubo ni un solo diputado que subiera a tribuna para defenderlo.

Comentarios