Feminicidas de Ecatepec son condenados a 30 años de prisión; faltan cinco sentencias más

CIUDAD DE MÉXICO (apro). – Los feminicidas de Ecatepec recibieron este miércoles la primera de al menos seis condenas que les esperan por los crímenes que cometieron en agravio de varias mujeres en el municipio de Ecatepec, Estado de México.

Juan Carlos “N” y Patricia “N” fueron condenados a 30 años de prisión y al pago de una multa de más de 800 mil pesos por el delito de desaparición de personas cometido contra Nancy Noemí, la joven embarazada que fue asesinada y descuartizada por la pareja en la colonia Jardines de Morelos.

Durante la audiencia, que duro más de dos horas, María Eugenia, la mamá de Nancy, encaró por primera vez a los delincuentes y les grito asesinos.

Al escuchar la sentencia, los indiciados esbozaron una leve sonrisa, lo que desató aún más el enojo de la madre de la víctima.

Incluso, comentó que la sentencia no representa ningún alivio, “pues ellos están como si nada, no les duele nada, mientras yo perdí a mi hija con quien hacia todo y convivía todo el tiempo”.

Aunque la sentencia fuera vitalicia, consideró, todavía no hay justicia para las mujeres que fueron asesinadas a manos de la pareja de multihomicidas.

Luego de que la pareja fuera sorprendida transportando una carriola con restos humanos, las autoridades iniciaron un proceso penal por el delito de violación a la ley de inhumación y exhumación a los muertos.

No obstante, la Fiscalía del Estado de México logro reclasificar el caso por el delito de desaparición de personas, debido a que se comprobó que los restos humanos transportados correspondían a Nancy Noemí y su bebé, pues la pareja habría secuestrado a la mujer con la intención de sustraer al nonato y venderlo.

La sentencia otorgada corresponde a la pena mínima por el delito de desaparición de personas, sin embargo, Juan Carlos “N” y Patricia “N” aún deben ser juzgados por los delitos de feminicidio, contra cinco mujeres; trata de personas, en la modalidad de adopción ilegal; y desaparición forzada.

Comentarios