Familiares de desaparecidos y defensores de DH recorren narcocementerio en Veracruz

VERACRUZ, Ver. (apro). – La Fiscalía General del Estado (FGE), la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) y la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) diseñaron un cronograma para que los distintos colectivos de desaparecidos de Veracruz recorran el narcocementerio de Paraíso y Porvenir, ubicado en la zona de dunas y brechas pedregosas del municipio de Úrsulo Galván.

Foto: Yahir Ceballos

Foto: Yahir Ceballos

Luego que organizaciones nacionales e internacionales exhibieron que la narcofosa fue abandonada por policías ministeriales y elementos de la Fiscalía General del Estado en plena Semana Santa, autoridades de la FGE y de SSP montaron un aparatoso dispositivo de seguridad para trasladar a los familiares de colectivos de desaparecidos y a visores de la Comisión Estatal de Derechos Humanos.

Foto: Yahir Ceballos

Foto: Yahir Ceballos

La cinta amarilla perimetral fue instalada en la entrada al predio que se ubica en medio de una brecha de terracería que conecta a las playas de Juan Ángel y Chachalacas, así como a la población de Paso Doña Juana.

Para llevar a la narcofosa, se tiene que atravesar la playa de Chachalacas y tomar un camino de terracería de al menos 10 kilómetros donde se atraviesan campos ganaderos, de cultivo de caña y algunos terrenos baldíos.

Al menos una docena de patrullas recibieron a los colectivos, a los que el gobierno municipal les ofreció hospedaje.

“Pórtense bien”, pidieron empleados de la Fiscalía a distintos representantes de los colectivos.

Los agentes solicitaron a los familiares y visitadores no dar declaraciones a la prensa en el narcocementerio debido a que las exhumaciones comenzarán hasta la semana próxima.

Foto: Yahir Ceballos

Foto: Yahir Ceballos

Namiko Matzumuto presidenta de la comisión de Derechos Humanos estatal también se apegó a los lineamientos de la Fiscalía y se abstuvo de dar declaraciones.

Estimaciones de la Fiscalía señalan que hasta el momento se han encontrado 37 fosas clandestinas, en las cuales se estima podría haber medio centenar de personas.

Hasta el momento, el radio verificado es de apenas siete hectáreas.

Esta región ha sido centro de operaciones de organizaciones delincuenciales como el Cártel Jalisco Nueva Generación y Los Zetas.
El narcocementerio se encuentra entre playas concurridas por el turismo veracruzano: Chachalacas y Playa Juan Ángel.

Ayer, en rueda de prensa, el fiscal Jorge Winkler afirmó que “se reservaba” el lugar del hallazgo por la “seguridad” de policías ministeriales y personal del Servicio Médico Forense, quienes –dijo– custodiarían el sitio y harían las diligencias correspondientes.

Sin embargo, el jueves pasado diversos medios realizaron un recorrido por la zona y se denunció la falta de vigilancia por parte de las autoridades estatales y municipales.

Esto, pese a que un día antes, la Fiscalía que encabeza Winkler ofreció un recorrido a visitadores de la Comisión Nacional de Búsqueda y a diversos medios de comunicación.

En al menos 14 cuadrantes, la FGE colocó cinta amarilla, para que posteriormente, se realice la exhumación de los restos óseos. Se estima que en cada fosa los cuerpos fueron enterrados a una profundidad de medio y un metro.

En esta región del sotavento veracruzano se han denunciado desapariciones masivas en Ciudad Cardel, municipio de La Antigua y Úrsulo Galván, sin ninguna respuesta por parte de las autoridades.

Entre 2013 y 2014, en esta zona fue “levantado” en dos ocasiones el reportero Sergio Landa Rosado. La segunda vez, el comando ya no lo regresó a la redacción del Diario de Cardel.

En 2013, ocho policías municipales de este municipio desaparecieron y hasta hoy se desconoce su paradero.

Las fosas clandestinas en Úrsulo Galván son las primeras halladas en el gobierno del morenista Cuitláhuac García.

En el sexenio del priista Javier Duarte fueron localizadas 65, pero las autoridades sólo reconocieron nueve.

En el bienio del panista Miguel Ángel Yunes Linares se potenció el hallazgo de las fosas de Arbolillo (244 osamentas halladas), Colinas de Santa Fe (305 cráneos y 21 mil fragmentos óseos) y Cerro de “Los Sótanos” en Río Blanco, de donde hasta ahora se han exhumado más de 12 cuerpos humanos, pero hay medio centenar de puntos marcados.

En los últimos seis años, tan sólo en la zona conurbada Veracruz-Boca del Río-Alvarado se han hallado 650 cadáveres en fosas clandestinas, de los cuales menos de 50 han sido identificados.

Comentarios