La ONU cuestiona esfuerzos de México para erradicar la práctica “endémica” de la tortura

La subsecretaria para Asuntos Multilaterales y Derechos Humanos de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SER), Martha Delgado, en el Comité de Naciones Unidas contra la Tortura. Foto: Twitter @marthadelgado La subsecretaria para Asuntos Multilaterales y Derechos Humanos de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SER), Martha Delgado, en el Comité de Naciones Unidas contra la Tortura. Foto: Twitter @marthadelgado

GINEBRA (apro).- El Comité de Naciones Unidas contra la Tortura expresó su decepción debido a la falta de avances de México con respecto a los esfuerzos hacia la erradicación de la práctica “generalizada y endémica” de la tortura en el país, especialmente cuando la víctima se encuentra privada de su libertad que es cuando se encuentra más vulnerable.

“Las respuestas del Estado mexicano no dicen nada de los esfuerzos para revisar de forma sistemática las reformas, instrucciones, métodos, prácticas y disposiciones relacionados con la detención. Parece ser que el Estado no tiene nada que decir con respecto a su obligación y esto nos decepciona”, lanzó Jens Modvig, presidente del CAT, durante la revisión del país en esta materia.

Modvig, corelator para el examen periódico de México sobre su cumplimiento de la Convención de la ONU contra la Tortura que se lleva a cabo en Ginebra, dijo que el CAT solicitó a México información para que explicara procedimientos para garantizar el artículo de la Convención que se refiere al arresto, interrogatorio, custodia, detención y encarcelamiento, es decir, los momentos en que la persona se enfrenta a un “riesgo mayor’’ de ser torturada.

Reconoció que el gobierno hizo mención de los artículos 1 y 2 de la Constitución, así como el artículo 1 de la nueva ley de ejecuciones penales, pero la respuesta del gobierno “es insuficiente’’, criticó.

“Agradeceremos que conteste con una respuesta muy detallada sobre qué medidas concretas ha introducido el Estado para aprobar normas relacionadas a la detención y a la prevención de la tortura. También que conteste sobre la participación del ejército en las tareas de seguridad y el papel que tiene la nueva Guardia Nacional de conformidad con las obligaciones adquiridas en virtud de la Convención”, dijo Mudvig.

 

A pesar de que México presentó un informe por escrito para responder a los cuestionamientos de los 10 miembros del CAT, este no fue claro ni preciso ni se refería de manera amplia y concreta a lo requerido por el Comité y el día de mañana el gobierno de Andrés Manuel López Obrador representado por la subsecretaria para Asuntos Multilaterales y Derechos Humanos de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SER), Martha Delgado, tendrá que responder.

El experto pidió datos sobre número de detenidos en espera de juicio, la tasa y desglose de ocupación en prisiones federales y estatales y el hecho de que el gobierno niega hacinamiento en las cárceles federales cuando en la prisión de Chalco, por ejemplo, hay una tasa de ocupación del 425% y el 296% en la prisión de Lerma.

Durante las tres horas de la sesión se cuestionó a México sobre desglose de personas que se encuentran en espera de juicio, cuya proporción es del 50 %

“Se ha informado al Comité que esta proporción, que es elevada de por sí, tal vez aumente porque recientemente la Cámara de Diputados ha aprobado una ampliación del artículo 19 de la Constitución que permite la detención automática de las personas acusadas de determinados delitos y parece ser que la lista de delitos se ha triplicado”, reprobó.

De igual forma pidieron datos sobre las personas que han muerto en las cárceles, violencia entre internos y sobre denuncias de prisiones autogobernadas por la delincuencia organizada.

La tortura, “generalizada y endémica’’

Por su parte el relator para el informe de México, el experto Diego Rodríguez Pinzón subrayó que a pesar de los avances en la legislación contra la tortura “el Comité debe anotar que sigue existiendo una alta incidencia de tortura y malos tratos en el Estado mexicano”.

Recordó que así lo constató también el relator Especial de la ONU contra la Tortura en su informe de seguimiento de 2017, en el que indicó que a dos años de su visita “lamenta informar que la situación no ha cambiado’’.

“Varias organizaciones manifiestan que la tortura sigue siendo perpetrada de forma generalizada por parte de las fuerzas de seguridad y agentes de investigación’’, afirmó el experto.

Además, a juicio de Rodríguez Pinzón y de acuerdo con la Encuesta Nacional de Población Privada de Libertad (ENPOL) de 2016, “el uso de la tortura parece ser endémico” ya que de los 64 mil 150 encuestados el 63.8% dijo haber sufrido violencia física durante el arresto.

“A este contexto generalizado de tortura y malos tratos, se suma el clima de impunidad imperante en el que según se ha reportado, se denuncia sólo el 7 % de los delitos’’, deploró.

Rodríguez Pinzón remarcó que 41% de los encuestados en la ENPOL un 41.5% habrían sido arrestados sin que mediara flagrancia ni orden de detención, un 58% permanecieron en régimen incomunicado, 525 amenazados con cargos falsos en su contra.

“Dicha evaluación es alarmante”, exclamó.

Deploró que la ENPOL ha sido temporalmente cancelada por falta de recursos para su implementación y preguntó qué medidas tomará el gobierno para que se siga realizando de manera periódica “considerando su importante utilidad”.

El CAT, cuestionó al Estado mexicano sobre tortura contra mujeres, feminicidios, trata de personas, tortura contra migrantes, entre otros temas.

México se justifica y promete mejorar

“Nosotros haremos un gran esfuerzo en las siguientes horas para poder tratar de traer el día de mañana la mayor parte de las respuestas’’, dijo Martha Delgado al cierre de la sesión.

Justificó que el informe enviado al CAT es del 2017. “Este reporte ya tiene más de un año de haberse presentado, hay mucha información actualizada no sólo por el paso del tiempo sino por el cambio de política en México.

“México experimentó un cambio de régimen político de gran calado, que también responde al cansancio de la población mexicana de esta situación grave de violencia e inseguridad, defendió Delgado quien argumentó que México es un país de instituciones “con gran capacidad de transformación”.

“Estamos convencidos que podemos transformar la situación de inseguridad y garantizar el pleno respeto a los derechos humanos, cultivar la legalidad y el estado de derecho en el país, (…) pero la reconstrucción nos va a tomar mucho tiempo”, admitió.

“Nuestra intención no es aludir al poco tiempo que nosotros tenemos en el gobierno, tampoco es solamente culpar a los gobiernos anteriores de la grave situación que presentan los derechos humanos en México que incluyen la práctica de la tortura’’, sostuvo Delgado.

“Estamos conscientes de que el país necesita reforzar sus datos, sus métricas para poder ir analizando nuestras tendencias. Nuestra ambición es que en el futuro comité que regresemos en cuatro años podamos venir a dar mejores cuentas’’, remató.

Comentarios

Load More