Francisco Toledo envía carta a tribunal guerrerense en defensa de los ríos Salado y Atoyac

OAXACA, Oax. (apro).- “Es hora de salvar a los ríos (Salado y Atoyac), ustedes tienen la última palabra”, resaltó el artista plástico Francisco Toledo en una carta que envió al Tribunal Colegiado del Centro Auxiliar de la Séptima Región de Acapulco, Guerrero, donde pide que confirme la sentencia que concedió el amparo para el rescate de estos afluentes.

El Premio Nacional en Ciencias y Artes refirió que en el año 2032, la capital de Oaxaca cumplirá 500 años como ciudad y “apenas tenemos tiempo para el rescate del río que posibilitó el nacimiento y desarrollo de esta ciudad”.

Al mismo tiempo invitó a la celebración de los 500 años “restaurando el esplendor del río Atoyac. Es hora de un pacto intergeneracional entre ésta y las venideras. Respetuoso de la función judicial les digo: Es hora de salvar a los ríos, ustedes tienen la última palabra”, puntualizó.

Con esta misiva, Toledo se suma al rescate de los ríos Salado y Atoyac que inició Litigio Estratégico Indígena al promover diversos juicios de amparo para el rescate del río Salado y Atoyac, razón por la que el 28 de marzo de 2018, la jueza primero de Distrito en el Estado de Oaxaca, concedió el amparo indirecto número 621/2016 a la parte quejosa y ordenó a las autoridades federales, estatales y municipales que se coordinaran para el rescate del río Salado.

Sin embargo, cuatro autoridades: la Comisión Nacional del Agua, la Consejería Jurídica del Gobierno del Estado de Oaxaca y los presidentes municipales de Oaxaca de Juárez y Santa Cruz Xoxocotlán, se inconformaron y promovieron un recurso de revisión en contra de la sentencia protectora, según consta en el amparo en revisión número 1022/2018.

Ahora, le corresponde al Tribunal Colegiado del Centro Auxiliar de la Séptima Región resolver el recurso de revisión, mismo a quien Toledo dirige la carta.

En la carta, el artista recuerda a los magistrados del Tribunal Colegiado que el 25 de noviembre de 1521, día en que llegaron a Oaxaca las fuerzas expedicionarias de Hernán Cortés, dijeron la primera misa en la margen derecha del Atoyac y al pie de un árbol de guaje.

El creador del Instituto de Artes Gráficas de Oaxaca explicó que el Atoyac y su afluente el Salado no sólo constituyen un importante recurso hídrico, sino que forma parte del patrimonio cultural del pueblo de Oaxaca. En su vera sucede la historia de Donají y el advenimiento del lirio del Valle.

Actualmente, “animales muertos, escombro, plásticos, forman parte del paisaje del río”, lamentó el creador del Centro de las Artes de San Agustín.

Por tal razón Toledo acompañó la lucha jurídica de Litigio Estratégico Indígena, al tiempo que les recuerda a los magistrados, que las autoridades responsables, en vez de dar un testimonio de amor a las futuras generaciones, interpusieron “recursos de revisión que ahora tienen en sus manos”.

Al resolver el recurso de revisión 1022/208, dice el creador juchiteco, no están resolviendo un recurso más, están decidiendo sobre el destino de los ríos. Y advierte: “la historia analizará cada uno de los párrafos de la resolución que emitan”.

Comentarios