Sindicato minero advierte a Germán Larrea: “Ya no se permitirán abusos”

CIUDAD DE MÉXICO (apro). – Dirigentes del sindicato minero, encabezado por el senador Napoleón Gómez Urrutia y representantes de la United Steel Workers (USW), de Canadá y Estados Unidos, advirtieron a Germán Larrea, dueño de Grupo México, con quien tienen problemas en las negociaciones obrero patronales, que ya no dejarán que abuse de los trabajadores.

Los mineros y la USW fijaron su postura en una reunión con la empresa en la Ciudad de México.

En ella, criticaron a Larrea por su desprecio a los trabajadores, a las comunidades y al medio ambiente con sus negocios que lo entronaron desde el sexenio de Carlos Salinas de Gortari.

Grupo México, denunció Sergio Beltrán Reyes, secretario del Interior, Exterior y de Actas del sindicato minero, que Germán Larrea no sólo tiene negocios en México sino en Estados Unidos y Perú, por lo que exigieron respeto a los trabajadores y a las instituciones del gobierno en turno.

“Queremos mandarle un mensaje a la empresa, pues ha estado mintiendo, violentando, en todos los sentidos, en México y mandarles el mensaje de que eso ya no se debe pasar por alto, ya que el gobierno ha cambiado, a partir del 1 de diciembre, donde la corrupción, que era con la que Grupo México prácticamente trabajaba, será diferente”.

En conferencia de prensa, el sindicato dijo que Grupo México tiene una deuda con las comunidades aledañas al Río Sonora y que las tiene que remediar.

“Todos los atropellos, las irregularidades, en cuestión de daños ambientales, a terceras personas y de minimizar los daños a las tierras de los campesinos y ejidatarios”.

A esto sumó las tres huelgas “manipuladas por más de 12 años”, la de la sección 35, de Cananea; de la sección 201, de Sombrerete, Zacatecas y la de la 17, en Taxco, Guerrero y que se están litigando en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

“También tenemos el otro conflicto, el de Pasta de Conchos. Los restos de 63, de 65 compañeros mineros están cumpliendo 13 años sepultados en la mina y sus deudos siguen exigiendo justicia y el rescate de los restos de estos trabajadores”, añadió.

Otra exigencia, añadió, que tiene Grupo México con el país es la corrupción con la que ha operado sus negocios, el daño moral al sindicato minero; en Estados Unidos, con la empresa Asarco y con Southern Copper, en Perú, “donde ha abusado de los trabajadores”.

En su oportunidad, Bob Laventure, director del Distrito 12 de los Steel Workers, de Estados Unidos, indicó que Larrea es un dolor de cabeza desde que tomó posesión de la directiva de la minera.

“No quieren a los trabajadores en México. No quieren a los trabajadores ni a los sindicatos en Estados Unidos. En 2005, cuando Asarco metió una petición por bancarrota, Grupo México les pidió que firmaran un contrato por un año para arreglar los asuntos que tenían”, aceptaron, pero Grupo México no cumplió, comentó.

Por su parte, Many Armenta, subdirector del Distrito 12 de la USW y primera voz en las negociaciones con Grupo México, criticó a Larrea porque es un empresario millonario “por lo que le dio Salinas de Gortari. Compra gente, compra gobiernos, contamina” y pretende quitarles sus derechos a los trabajadores.

“¡Ya basta! A dónde vaya lo vamos a perseguir y vamos a decirle a la gente qué clase de empresa es Grupo México y quién es Germán Larrea Mota Velasco”, destacó.

Comentarios