Ante crisis migratoria y embates de EU, AMLO insiste: “lo mejor es la prudencia”

El mandatario insistió en mantener su política de atender a los migrantes y tener "una buena relación" con EU. Foto: Miguel Dimayuga El mandatario insistió en mantener su política de atender a los migrantes y tener "una buena relación" con EU. Foto: Miguel Dimayuga

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- De nueva cuenta, el presidente Andrés Manuel López Obrador se mostró evasivo sobre la política migratoria mexicana e insistió en que “al mismo tiempo” de atender a los migrantes centroamericanos, su gobierno busca tener una “buena relación” con Estados Unidos, en la cual “lo cortés no quita lo valiente” y donde “lo mejor es la prudencia”.

Durante su conferencia matutina, el mandatario resaltó que su gobierno otorgará “visas de trabajo” a ciertos migrantes –dichas “visas”, que son en realidad tarjetas, solo funcionan en los estados del Sur y duran un año–, pero que luchará contra los “traficantes de personas que coloquialmente se conocen como polleros, litigantes o abogados, que los están orientando o sonsacando para que por todos los medios puedan ir a Estados Unidos”.

Reiteró que la mayor parte de los migrantes que pretenden llegar a Estados Unidos “no son en mayoría mexicanos”, e insistió –sin que nadie le preguntara– en que “es muy poca la proporción de mexicanos que está optando por salir del país”.

“Hay una situación muy especial en Estados Unidos, se aproximan elecciones, entonces los partidos ponen en la agenda el tema migratorio y el tema de México. También eso es de considerarse. En cualquier país donde hay elecciones, en las vísperas siempre hay propaganda y hay confrontación política, electoral. A veces hasta se exagera. Hay que entender también esta circunstancia política, hay que entender los tiempos”, dijo el presidente, en referencia no explícita a los repetidos ataques del presidente estadunidense Donald Trump contra México y su gobierno.

En medio de la llegada de miles de familias centroamericanas en situación de precariedad extrema, las redadas antimigrantes que llevan a cabo las autoridades mexicanas y la poca claridad sobre el otorgamiento de documentos, la crisis migratoria se agudiza en el sur: apenas anoche, alrededor de mil 300 personas hacinadas en la Estación Migratoria Siglo XXI, en Tapachula, rompieron las rejas y se escaparon del recinto, que tiene una capacidad máxima de 960 personas.

 

Preguntado al respecto, López Obrador aplaudió la “muy buena coordinación” entre las secretarías de Gobernación (Segob), de Relaciones Exteriores (SRE) y de Seguridad Pública (SSP) para “atender el fenómeno migratorio”.

Comentarios

Load More