Incursión española en el futbol mexicano

El campeón Atlético San Luis. Foto: Especial El campeón Atlético San Luis. Foto: Especial

Hace ocho años, los directivos del Atlético de Madrid iniciaron la compra de equipos de futbol en el extranjero para posicionar su marca a nivel mundial. Llegaron a México el 24 de abril de 2017 y el 31 de mayo siguiente obtuvieron el Certificado de Afiliación. Entonces le apostaron al Atlético de San Luis, que incluso ya fue campeón en el torneo Apertura 2018, resume Alberto Marrero, presidente del club potosino. Hoy, ese proyecto es el único que cuenta con inversión extranjera en la Liga de Ascenso.

CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).- En marzo de 2017 el club español Atlético de Madrid hizo oficial su incursión en el futbol mexicano en sociedad con el de San Luis, franquicia que dejó de participar en la Liga de Ascenso en la temporada 2016-2017.

El club potosino, que se consideraba desaparecido y al que decidieron llamar Atlético San Luis, era propiedad de la familia Payán, que tiene fuertes nexos políticos en ese estado y es dueña del estadio Alfonso Lastras Ramírez, sede del equipo.

En esta sociedad participan el Atlético de Madrid, que posee la mayoría de las acciones (51%); la familia Payán, que se quedó con 30%, y el 19% restante pertenece al empresario español Francisco Ávila. De esta manera, los ibéricos asumen el control y las decisiones en la escuadra potosina.

Así como los empresarios mexicanos se han visto atraídos por el mercado del futbol en el extranjero, el balompié mexicano ya es motivo de interés para el Atlético de Madrid, cuyo proyecto representa la única inversión de su tipo en el futbol mexicano. Su propósito es reproducir el modelo de expansión que el club español puso en marcha en la India, donde su franquicia Atlético Kolkata conquistó el título de la Indian Superleague, la principal categoría de ese país, y en el RC Lens de Francia, al que poco le faltó para ascenderlo a la Ligue 1, la máxima categoría del balompié galo.

No obstante el éxito obtenido, el Atlético de Madrid vendió al equipo francés y su apuesta se centra en el conjunto de la India y en el de México, donde el equipo ibérico se ufana de contar con el mayor número de seguidores fuera de su país.

En su más reciente visita a San Luis Potosí, en febrero último, el dueño del Atlético de Madrid, Miguel Ángel Gil, dijo que la mayoría de los 13.7 millones de seguidores que el equipo colchonero concentra en Facebook son mexicanos, “por encima de los likes que tenemos en España”.

Sobre las razones del Atlético de Madrid para apostar en la liga mexicana, el presidente del Club Atlético San Luis, Alberto Marrero, reconoce en entrevista la importancia que el futbol mexicano representa para el equipo español:

“El futbol en México es el deporte rey y a nivel mundial la marca México es muy importante, porque está creciendo mucho; lo vemos año tras año, sobre todo por la cercanía que tiene con Estados Unidos y lo que en un futuro pueda suceder en el mundo del futbol entre las ligas de Estados Unidos y México, como puede ser la fusión de ambos torneos.”

Según Marrero, antes de aterrizar en México, el Atlético de Madrid ya llevaba diferentes estudios realizados en la Major League Soccer (MLS, de Estados Unidos) con la idea de invertir, principalmente en el tema de las academias de futbol. 

“Pero –añade– se nos dio la oportunidad de comprar un equipo en México. Iniciamos todos los procesos, y fue un poco por la marca que significa México en el mundo del futbol. Aunque no lo crean: sin contar España, el fuerte, el bloque de más seguidores que tiene el Atlético de Madrid son los mexicanos, que ocupan el puesto número uno, seguido de China.”

La expansión hacia México

Desde hace ocho años la entidad española inició la compra de equipos en el extranjero para su posicionamiento a nivel mundial. “México era un punto en el radar del Atlético de Madrid a la hora de seguir creciendo como marca”, sostiene Marrero.

Para cumplir su objetivo de expansión, la dirigencia del Atlético de Madrid eligió la ciudad de San Luis, sin dejar de lado la importancia de las figuras mexicanas que sobresalieron en las filas del equipo rojiblanco: Hugo Sánchez, Luis García y, recientemente, Raúl Jiménez:

“Todo contribuye en el crecimiento de la marca. Los jugadores mexicanos han sido ídolos del mundo del futbol que pasaron por el Atlético de Madrid y eso significa mucho. En líneas generales, Hugo Sánchez y Luis García impulsaron la marca Atlético de Madrid en México, pero también Raúl Jiménez, quien actualmente desempeña un papel muy importante en la Liga Premier de Inglaterra. Jiménez es un jugador que estuvo de paso, pero también ayudó mucho al equipo.”

Sobre la idea de invertir en el Ascenso y no en la principal categoría del futbol mexicano, Marrero explica que el Atlético de Madrid está abierto a cualquier escenario, pero, al final, dice, “la diferencia entre estar en el Ascenso y la Liga Mx era el elevado costo que supondría la adquisición de un Certificado de Afiliación”, emitido por la propia liga.

“En la India fuimos campeones dos años y en Francia estuvimos a un paso de ascender, y eso que solamente permanecimos ocho meses con el Lens. Por experiencia, como nos había ido muy bien en la creación de un club y de ir creciéndolo poco a poco, el Atlético de Madrid ya no iba a invertir en un Certificado de Afiliación que supondría unos 30 o 35 millones de dólares. Además, con una nueva plantilla nos iríamos a una cantidad estimada entre 65 o 70 millones de dólares sobre el papel. El Atlético de Madrid no iba a hacer una inversión de esa magnitud.”

En ese contexto, el presidente del atlético mexicano asegura que las plazas disponibles en la Liga Mx no estaban entre las que pretendía el club español. “Ha sido un acierto total haber incursionado en el futbol de México a través de una de las franquicias que teníamos disponibles, San Luis, porque ya tenía un estadio y una afición muy futbolera. Asimismo el Certificado de Afiliación no era un elevado coste. Era entrar en la Liga de Ascenso y al final también nos vimos un poco apremiados por los tiempos: arribamos el 24 de abril de 2017 y el 31 de mayo la liga nos dio el Certificado de Afiliación. Prácticamente, disponíamos de un mes para conformar un club completo”.

La temporada pasada, admite, cometimos muchos errores, básicamente por no conocer el medio. “Aprendimos de ello, y hoy gracias a Dios el equipo fue campeón del Apertura 2018”.

Como tal, el Atlético San Luis ya tiene medio pase a la máxima categoría, gracias a la final en la que venció a Dorados de Sinaloa, que dirige el argentino Diego Armando Maradona, en un épico partido que se decidió en la prórroga.

Ahora, su ascenso a la Liga Mx depende de la actual competencia, Clausura 2019, donde marcha como puntero. En caso de ganar la próxima final, la franquicia del Atlético de Madrid habrá conseguido su pase a la Primera División, lo que se conocerá a mediados de mayo. De lo contrario, deberá disputar la gran final contra el ganador de la actual justa.

Estrategia ibérica

El proyecto ideado por el Atlético de Madrid incluye una academia de futbol con más de 400 niños registrados, renovación de las instalaciones y asesorías constantes de la entidad rojiblanca. Su objetivo es alcanzar el ascenso en un margen de tres años.

El anterior equipo de futbol en la entidad fue conocido con el nombre de San Luis Futbol Club, pero en mayo de 2013 sufrió una drástica transformación: el propietario del estadio Alfonso Lastras Ramírez, Jacobo Payán Latuff, confirmó el cambio de sede de la franquicia a Chiapas. Asimismo adquirió a Tiburones Rojos de Veracruz para convertirlo en Atlético San Luis.

Sin embargo, en mayo de 2016, Atlético San Luis se quedó sin participar en la temporada 2016-2017, luego de un fallido intento por trasladar a Jaguares de Chiapas de la Liga Mx a esa entidad. Durante ese periodo, la franquicia de los potosinos quedó en calidad de resguardo por la Liga Mx.

Finalmente, el 16 de marzo de 2017 el club Atlético de Madrid publicó un comunicado en el que anunció que se reunieron en la capital española con los propietarios del equipo mexicano, encabezados por Jacobo Payán, el dueño principal. 

“En esa visita –según el conjunto español– se alcanzó un acuerdo para que el Atlético de Madrid pase a formar parte del accionario de esta sociedad deportiva que cuenta con una licencia de una franquicia en la Liga de Ascenso mexicana.”

Para reforzar el concepto del club colchonero en su nueva franquicia, en abril de 2017 llegaron a San Luis los españoles Luis Torres Septién y Alberto Marrero. El primero, en su función de director general; el segundo, como presidente del equipo. Y la transformación empezó de inmediato: el conjunto potosino, conocido también como Rojiblancos, Colchoneritos y Potosinos, adoptó en su uniforme los tradicionales colores del Atlético de Madrid: camiseta blanca con rayas verticales rojas, short azul y medias rojas.

Luego de dos años bajo la tutela de los colchoneros, el intento rinde sus frutos: los aficionados potosinos se empiezan a identificar con la nueva franquicia y es el equipo que mayor número de abonados genera en la Segunda División del futbol mexicano.

“Estamos en 10 mil 700 abonados –dice Marrero–. Es una cifra histórica: competimos con equipos de la Liga Mx. Es algo que la liga está sorprendida porque son números que en el Ascenso el segundo equipo, que puede ser Tampico Madero, tiene cerca de 3 mil abonados. 

“La diferencia es abismal. Nos ha ayudado mucho el haber salido campeones en la Apertura 2018. Estamos suponiendo que sólo para este torneo hemos tenido 4 mil inscripciones nuevas en cuanto a abonados. Igualmente, el año pasado tuvimos un número muy elevado: casi 6 mil abonados, número bastante aceptable para empezar, y encima en el ascenso. Ya traíamos la idea de que San Luis es una plaza muy futbolera, y los números empiezan a confirmar la buena plaza que es.”

Agrega: “Estamos compitiendo con plazas como el Necaxa, Puebla, Veracruz, porque Pumas no tiene ese número de abonados, pero llena el estadio prácticamente todos los fines de semana. Tenemos el mayor número de abonados del Ascenso y en la Liga Mx competimos con ocho o nueve equipos de los 18 que conforman el torneo”.

Los inversionistas extranjeros 

En la historia del futbol mexicano escasean los inversionistas extranjeros. El entrenador croata Zlatko Petricevic se ostentó en agosto de 2011 como nuevo socio de los Gallos Blancos de Querétaro, al que prometió implantar una nueva filosofía, realizar millonarios fichajes, construir una casa club y establecer academias en cada municipio del estado para convertir al equipo en un protagonista que marque la pauta en la competencia.

“A partir de este momento le garantizo a toda la gente queretana que Gallos nunca va a ser más un equipo chico, nunca más será un equipo con la problemática del descenso”, alardeó el excéntrico Petricevic, quien, sin aclarar el origen de sus recursos como lo exige la Federación Mexicana de Futbol (Femexfut), ofreció además juegos amistosos contra el Real Madrid.

Petricevic se marchó medio año después por presuntos motivos de salud y envuelto en señalamientos por incumplir sus promesas. Para explicar el origen de su fortuna, el exentrenador recurrió a la supuesta bonanza de su familia: “Antes de 50 años de nacer yo era empresario”, solía decir en un enredado español.

En julio de 2012, el entrenador americanista Miguel Herrera, quien fue discípulo de Petricevic cuando éste dirigió cuatro fechas al Atlante en el Verano de 2000, recordó así al presunto dueño del Querétaro: “Hasta hoy, a la fecha, te encuentras que ha sido muy fantasioso su andar en el medio futbolístico, pero la culpa no la tiene el indio, sino el que lo hace compadre… En Cancún estuvo alardeando que compraba 25 mil propiedades y que iba a adquirir una casa, al Atlante y a medio Cancún”, al asegurar que había heredado 2 mil millones de dólares. “Era un tipo fantasioso”.

En Puebla aparecieron de pronto los hermanos alemanes Udo y Uwe Thoma Kiwus, quienes de la nada se ostentaron como dueños del equipo camotero en la temporada 1993-1994, después de que Juan Bustillos dejara al equipo.

Alberto Marrero comenta a este semanario que Atlético de Madrid llegó a considerar la idea de retirarse del futbol mexicano por la propuesta del año pasado de la Liga Mx de eliminar el ascenso y descenso en la principal categoría por cuatro años:

“El Atlético de Madrid lo tenía claro: no iba a hacer una inversión por la compra de un equipo de la Liga Mx por lo que supondría solamente un Certificado de Afiliación de unos 30 o 35 millones de dólares, y luego invertir en la formación del club. El principal objetivo que tenemos sobre la mesa, pues no los quita. 

“Entonces, el Atlético de Madrid no iba a seguir en México con la idea que traíamos de comprar un equipo en ascenso, ir creciéndolo poco a poco y que le cortaron el principal objetivo, que era subir a la Primera División. Al final se arregló lo de la certificación y el ascenso. Todo quedó en un susto y se nos pudo considerar como uno de los equipos certificados para ascender.” 

Optimista, Marrero se refiere también al inminente fichaje del mundialista mexicano Héctor Herrera con el club español:

“Esperemos que todo se dé. La verdad es que es una buena incorporación porque su estilo va con el juego del Atlético de Madrid. Y para nosotros es muy importante tener a un jugador mexicano en la plantilla del Atlético de Madrid. Ojalá puedan ir más mexicanos, pero un jugador como Héctor nos puede ayudar y nos puede dar mucho. Ojalá que ya se cierre el contrato.

“Uno de los objetivos que también me pusieron es buscar a un jugador en México que pueda entrar en planes para el Atlético de Madrid. Es una de mis funciones.”

–En su agenda ¿tiene más nombres de jugadores mexicanos? 

–Tenemos a varios. Son jugadores que en la actualidad no están para jugar en Atlético de Madrid, pero se les está llevando un seguimiento a estos futbolistas que a la larga puedan dar un salto al Atlético de Madrid.

–¿Tiene conocimiento de que hay empresarios mexicanos que están invirtiendo en clubes del extranjero, específicamente en España?

–Sí sabemos. Son muchos y cada vez son más los empresarios del mundo del futbol que se nos han acercado a nosotros. Precisamente nos han pedido ayuda para comprar clubes en España, y eso es algo muy bueno para el mundo del futbol porque al final, quiérase o no, es un poco la idea que trae el Atlético de Madrid desde hace ocho años para el crecimiento de su marca. 

“Para nosotros es un orgullo que el empresario mexicano vea como una inversión el futbol español”, sostiene el presidente del Atlético mexicano.

Este reportaje se publicó el 21 de abril de 2019 en la edición 2216 de la revista Proceso

Comentarios

Reportero con 30 años de experiencia en temas deportivos, egresado de la Escuela de Periodismo Carlos Septién García. Ha cubierto Copas del Mundo de Futbol, Gran Premio de Fórmula Uno, peleas de boxeo de título mundial, mundiales de ciclismo, Juegos Panamericanos y Juegos Centroamericanos.

Load More