PSOE y Pedro Sánchez ganan elección, pero no logran mayoría para formar gobierno

Pedro Sánchez. Foto: AP Pedro Sánchez. Foto: AP

MADRID (proceso.com.mx).— El Partido Socialista Obrero Español (PSOE) con el presidente Pedro Sánchez a la cabeza ganó las elecciones generales de este domingo al conseguir 122 escaños –con el 90,56% de votos escrutados—, 37 más de los que obtuvo en 2016, pero con posibilidades de negociar el apoyo de otros partidos para sumar una mayoría parlamentaria de 176 escaños necesarios para gobernar.

La novedad en esta trepidante elección es la irrupción de la ultraderecha en el Congreso con 24 escaños que consiguió Vox, el partido que encabeza Santiago Abascal. La primera experiencia en una elección nacional, produjo un batacazo para el Partido Popular.

De cara a la formación de nuevo gobierno, el PSOE (28,9% de la votación) podría sumar a Unidos Podemos que alcanzó 42 escaños (de 71 que tenía), para juntos alcanzar 165 escaños, sin embargo, se podrían sumar otras fuerzas para conseguir la mayoría.

Sin embargo, se abre la posibilidad de que el PSOE no requiera el apoyo de los partidos independentistas catalanes.

En esta elección, la participación en los comicios fue de 75,41 por ciento, una de las más importantes del actual período democrático, de acuerdo a los datos oficiales.

En el sector de la derecha, se produjo una notable fragmentación del voto que afectó principalmente al Partido Popular que sufrió un batacazo al caer de los 137 escaños que tenía a 65 que consiguió en la jornada de hoy, es decir, menos de la mitad.

El partido de Albert Rivera, Ciudadanos (C´s), de centro-derecha, obtuvo el mejor resultado en este sector, al conseguir 57 escaños frente a los 32 que obtuvo en la elección de 2016.

Este partido consiguió la segunda posición en Madrid, y desbancar al PP en este que era uno de sus caladeros de votos.

La suma de los partidos de la derecha (PP, C´s y Vox) apenas alcanzaría 146 escaños, muy lejos de los 176 que dan la mayoría en el Congreso español.

Particular comportamiento tuvo el voto en Cataluña y en el País Vasco, donde los partidos de la derecha tuvieron baja votación. Por el contrario, los partidos independentistas catalanes, Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), que encabeza el líder preso Oriol Junqueras, obtuvo un resultado histórico con 15 escaños, frente a los 7 que obtuvo Junts per Catalunya, que encabeza el líder huido Carles Puigdemont, que consiguió solo 7 escaños.

En el País Vasco, el PP ni siquiera obtuvo un diputado, algo que no sucedía desde 1979. El Partido Nacionalista Vasco (PNV) con 6 escaños y EH Bildu obtiene 5, en una posible reacción contra el avance de la derecha más radical, tal y como sucedió en Cataluña.

En Cantabria, el Partido Regionalista de Cantabria, del político Miguel Ángel Revilla, que encabeza el político amigo de Andrés Manuel López Obrador, entra al Congreso de los Diputados.

Por la noche, unas 2 mil personas se acercaron a la sede del PSOE en la madrileña calle Ferraz para celebrar el triunfo, mientras que en la sede del PP, en la calle Génova, en la misma ciudad, el ambiente era de funeral.

El primer partido que salió a celebrar fue Vox, cuyo secretario general Javier Ortega Smith dijo que era el momento que los ciudadanos van a ser escuchados por primera vez en el Congreso, frente al discurso de la izquierda.

Comentarios

Load More