No pudo ser mi hijo: Carlos León Miranda, padre biológico de Hugo Alberto Wallace

El doctor Carlos León Miranda, padre biológico de Hugo Alberto Wallace Miranda, en conferencia. Foto: Octavio Gómez

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El doctor Carlos León Miranda, padre biológico de Hugo Alberto Wallace Miranda, hijo de la activista y empresaria Isabel Miranda de Wallace, descartó que la gota de sangre encontrada en el baño donde supuestamente asesinaron a su primogénito hace 14 años, pertenezca a él.

El ADN hallado podría corresponder, aseguró León Miranda, al de la media hermana de Hugo Alberto, Claudia Wallace Miranda.

Con ello, desmintió que Hugo Alberto, registrado originalmente como Hugo Alberto León Miranda, sea la persona presuntamente secuestrada por la banda de Perugino, a quienes se les atribuye la muerte de una persona de la que jamás encontraron sus restos.

Nueve personas permanecen encarceladas por este supuesto homicidio: Juana Hilda y Armando González Lomelí, Brenda Quevedo Cruz, Alberto Castillo Cruz, Tony Castillo Cruz, Jacobo Tagle Dobín, César Freyre Morales, Jael Malagón Uscanga y George Khoury Layón.

Acompañado de la senadora Nestora Salgado y de la periodista Guadalupe Lizárraga, este lunes León Miranda denunció que, después de la desaparición, la propia Isabel Miranda le pidió mentir cuando éste se ofreció a presentar muestras de ADN.

Nestora Salgado y Carlos León Miranda, en conferencia. Foto: Octavio Gómez

De hecho, no descartó que haya sembrado la prueba:

“Nada más quisiera aclarar una situación acerca de esto: cuando Isabel me comentó el secuestro de mi hijo, me sentí muy afectado. Yo le ofrecí: eso se puede solucionar con una muestra de sangre. Si es necesario, le dije, yo me presento a dar esa muestra”, contó el doctor León Miranda, primo y exesposo de Miranda de Wallace.

“Ella aceptó y después me llamó. En ese momento dijo que viniera a dar la muestra, pero me llamó mucho la atención –y esto está en mi declaración, firmada y avalada– que cuando entramos a la SIEDO… ella lo hizo como si fuera mi casa o la casa de ella. Dando órdenes de cómo debían realizarse el proceso. De cómo debían trabajar las personas”, recordó.

“Una vez adentro, me presentó: ‘Aquí viene Enrique, viene a dar una muestra de sangre. ¿Cómo le vamos a hacer? Pásale al laboratorio’. Previamente me dio un aparato ortopédico, negro, y me lo puso en la mano. Ya estando ahí, dijo: ‘Tu nada más vas a decir que vienes a firmar porque estás incapacitado, te lastimaste la mano’”.

Sin embargo, quien finalmente firmó fue Isabel Miranda de Wallace.

De acuerdo al periodista Ricardo Raphael (Proceso, No. 2217), una gota de sangre, encontrada siete meses después de que fueran hechas las primeras diligencias en el departamento de la banda de secuestradores identificada como Perugino, condujeron a que nueve personas fueran encarceladas por el asesinato y desmembramiento de Hugo Alberto.

Según la versión oficial, el 11 de junio de 2005, Hugo Alberto fue asesinado en el departamento 6 de la calle Perugino, en la colonia Extremadura Insurgentes. Los supuestos secuestradores no se contentaron con matarlo: también lo descuartizaron con una sierra eléctrica al interior del baño y tiraron los restos al canal de Cuemanco, ahora alcaldía de Xochimilco.

Pese a la complicada operación que supuso matar y desmembrar el cuerpo, dentro del baño no se encontraron indicios que condujeran a afirmar el asesinato.

Sólo siete meses después se halló una gota de sangre que coincide con los ADN de Isabel Miranda de Wallace y José Enrique del Socorro Wallace Díaz, con quien se casó ocho años después de que diera a luz a Hugo Alberto.

El ADN no coincidió con el de su primo Carlos León Miranda, con quien se casó el 14 de abril de 1969, relación de la cual nació Hugo Alberto el 12 de octubre de 1969.

“Cabe subrayar que esta prueba apareció siete meses después de ocurrida la presunta desaparición de Hugo Alberto. Durante ese lapso, la autoridad rompió la cadena de custodia del lugar porque, después de realizar un primer cateo el viernes 15 de julio de 2005, no encontró ninguna evidencia relevante”, escribió Raphael.

El cambio de vida ha producido tres identidades del mismo hombre, como lo revelaron las periodistas Anabel Hernández y Guadalupe Lizárraga, desde hace cinco años.

‒ ¿Cuáles son los motivos por los que volvió 14 años después? –cuestionó Proceso, al doctor León Miranda.

‒ Yo no declaré esta cuestión porque, a pesar de los años que han pasado, por lo que mencionó Lupita (Lizárraga). Pero, además de esto, porque quería estar aparte de esta cuestión, nunca me ha interesado meterme en este tipo de borlotes.

“Sin embargo, viendo todo el problema que se ha suscitado con las personas detenidas y ante la incertidumbre personal que yo tengo de si mi hijo vive o está muerto realmente, porque ninguno de los aquí presentes puede afirmar ni una cosa ni otra, esa misma duda me llevó a participar.

“¿Cómo? Pues en caso de que él estuviera vivo, tratando de aliviar el dolor de estas personas detenidas.

“Yo lo único que confieso es que soy el padre biológico. Que estuve casado con Isabel. Y que jamás tuve que ver con la educación o la formación de mi hijo, Alberto”, añadió León Miranda, quien busca liberar a las nueve personas detenidas por el caso Wallace.

Conferencia en el Senado del caso Wallace. Foto: Octavio Gómez

Comentarios

Load More