Con 120 votos a favor, el Senado aprueba la reforma laboral

Se espera que el Senado vote las cuatro leyes este mismo lunes. Foto: Octavio Gómez Se espera que el Senado vote las cuatro leyes este mismo lunes. Foto: Octavio Gómez

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Con sólo dos abstenciones y 120 votos a favor, el pleno del Senado aprobó este lunes en lo particular y en lo general el dictamen de reforma laboral apoyada por el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, e incluida en el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC).

Así, con el aval de todas las fracciones parlamentarias, se da paso a un nuevo esquema en la impartición de justicia en materia laboral, que incluye la desaparición de las Juntas de Conciliación y Arbitraje y crea los Tribunales del Poder Judicial.

También fija reglas claras para que los trabajadores elijan a sus líderes sindicales, disminuyan los tiempos de juicios individuales de conciliación, y se garantice la representatividad óptima en negociaciones colectivas.

“Se considera suficientemente discutido, y en esa virtud se abre el registro para reservar artículos o para presentar adiciones”, leyó el senador Martí Batres Guadarrama, presidente de la Cámara Alta.

La propuesta fue apoyada por Carlos Aceves del Olmo, secretario general de la Confederación de Trabajadores de México (CTM), que durante 83 años de existencia fue uno de los principales sostenes del corporativismo priista y acosó a centrales independientes, además de que evitó la libre organización de los trabajadores.

El viejo sindicalista adelantó que se presentarán diversas reservas, siempre con el objetivo de mejorar la calidad de vida de las y los trabajadores mexicanos.

El pasado jueves 25, el presidente Andrés Manuel López Obrador subrayó la importancia de que el Senado aprobara la reforma laboral dentro de los parámetros acordados el año pasado en la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

“No queremos que se utilice de pretexto este asunto para que se diga en Estados Unidos que no estamos cumpliendo con los acuerdos del Tratado de Libre Comercio y quieran reabrir la renegociación”, expuso en su conferencia de prensa matutina.

Y aprovechó la ocasión para dar un espaldarazo al presidente de la Comisión del Trabajo y Previsión Social: “El caso de Napoleón Gómez Urrutia es polémico porque los que se sentían dueños de México, y además eran los que mandaban, lo expulsaron del país. Doce años lo mantuvieron fuera del México porque eran los que mandaban. Se les enfrentó. Los enfrentó y tuvo que irse al exilio. Entonces no perseguimos a nadie, impulsamos las libertades. Él regreso y no le gustó a los que mandaban”.

Este lunes, al presentar el dictamen a nombre de la Comisión de Trabajo, Gómez Urrutia destacó el acuerdo alcanzado con los demás grupos parlamentarios, y subrayó que este es un primer gran paso para impulsar el cambio no sólo en el sindicalismo mexicano, sino en el mercado laboral, con el objetivo de hacer justicia a la clase trabajadora, de respeto a sus derechos con mejores salarios y condiciones.

Puntualizó que la iniciativa tiene por objeto garantizar la libertad sindical, fortalecer la justicia laboral y proteger la libertad de negociación colectiva, además de armonizar la legislación secundaria con la reforma constitucional del 24 de febrero de 2017 en la materia.

Ahí estaría incluida la ratificación del convenio 98 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), aprobado por el Senado en septiembre del año pasado, sobre la democracia y libertad sindical –desde hace años una de las demandas de la clase obrera–, que ahora quedó plasmado en la Ley Federal del Trabajo.

En tribuna, el también líder minero puntualizó que no hay legislación laboral perfecta en el mundo, por lo que anticipó que continuará la discusión y el análisis de importantes temas para que puedan ser impulsados en otro periodo de sesiones, como el relativo al “outsourcing” (subcontratación), el pago de cuotas sindicales y la política de recuentos, además de planteamientos que han sido formulados por diferentes organizaciones sindicales y empresariales.

La razón de ser de esta reforma, añadió, es generar beneficios a los empleadores y trabajadores, mejorando las condiciones de trabajo y fortaleciendo la tutela judicial efectiva en el rubro de justicia laboral.

El 2 de abril, la demócrata Nancy Pelosi, en una entrevista con el portal estadunidense Politico, dijo que México debe aprobar una reforma laboral antes de que el Congreso de Estados Unidos dé su visto bueno al acuerdo comercial recientemente negociado entre ambos países y Canadá, conocido como T-MEC.

Comentarios

Load More