Avalan derechos de trabajadoras del hogar: seguridad social, prestaciones de ley, contratos escritos…

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Por unanimidad, la Cámara de Diputados aprobó el reconocimiento de los derechos laborales para los y las trabajadoras del hogar, entre ellos la seguridad social.

Con 433 votos a favor de todas las fracciones parlamentarias, se avaló que las empleadas contratadas no podrán ser menores de 15 años, y si no han concluido la secundaria, el empleador deberá dar todas las garantías para que la finalicen.

Ayer, diputadas de los partidos Revolucionario Institucional (PRI), Acción Nacional (PAN), de la Revolución Democrática (PRD) y Movimiento Ciudadano (MC), demandaron la aprobación de las modificaciones a la Ley Federal del Trabajo y la Ley del Instituto Mexicano del Seguro Social.

Diputadas, con cacerolas, toman tribuna a favor de trabajadoras del hogar. Foto: Miguel Dimayuga

Diputadas, con cacerolas, toman tribuna a favor de trabajadoras del hogar. Foto: Miguel Dimayuga

Al respecto, el presidente de la Comisión del Trabajo, el petista Jesús Baldenebro, dijo que se harían cambios a la minuta del Senado de la República, por lo que se pedía más tiempo para su aprobación.

Y el presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo), Mario Delgado Carrillo, ofreció que el dictamen sería el primero en discutirse en septiembre próximo, cuando inicie el primer periodo ordinario de sesiones.

Tal propuesta hizo que las diputadas que tomaron la tribuna, con cacerola en mano, recularan. Y hoy, de manera sorpresiva, se decidió no posponer más la aprobación del dictamen.

Entre los derechos que se reconocen a las trabajadoras del hogar destaca la obligación del patrón a otorgarle alimentos higiénicos y nutritivos.

Además, la relación laboral deberá establecerse como prestación de servicios a través de un contrato escrito, y la jornada de trabajo no deberá exceder de las ocho horas.

También deberán otorgarles vacaciones, prima vacacional, pago de aguinaldo y el correspondiente por los días de descanso.

Otro logro es que, existiendo un contrato, no se podrá despedir a la trabajadora del hogar por estar embarazada, y menos aún deberá exigírsele la prueba de ingravidez.

El cumplimiento de estas obligaciones será verificado por la Inspección del Trabajo, respetando la privacidad, y con base en los protocolos que deberán expedirse en los 180 días posteriores a la entrada en vigor del decreto.

Por ser una minuta modificada, la iniciativa regresará al Senado de la República para su aprobación y posterior publicación. Una vez concretado ese paso entrará en vigor.

Sin embargo, por ser hoy el último día del periodo ordinario de sesiones, la Cámara alta lo discutirá hasta septiembre próximo.

Comentarios