Sin exigir indemnización, la empresa del compadre de AMLO renuncia a contrato

Bio Pappel se retiró de la licitación para los libros de texto gratuitos. Imagen: biopappel.com Bio Pappel se retiró de la licitación para los libros de texto gratuitos. Imagen: biopappel.com

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La empresa Bio Pappel anunció la noche del lunes su retiro del proceso de licitación para proveer el papel con que se imprimirán los libros de texto gratuito “para apoyar la visión de transparencia a prueba de suspicacias que promueve el Presidente de la República”.

Bio Pappel, dueña de la marca de cuadernos Scribe, es propiedad de Miguel Rincón, compadre del presidente Andrés Manuel López Obrador, quien el pasado viernes anunció que cancelaría la operación mediante el cual esa empresa ganó el contrato para proveer el papel.

En un comunicado enviado a la Bolsa de Valores, Bio Pappel anunció que apoya la petición del Ejecutivo “y se retirará de esta licitación sin exigir indemnización alguna al gobierno como corresponde por ley ante una cancelación injustificada”.

Detalló que durante los últimos 50 años, sin importar el color político del sexenio, “nuestra empresa ha participado competitivamente en licitaciones públicas abiertas para vender papel a diferentes dependencias del gobierno federal, incluyendo para la fabricación de libros de texto”.

Aseguró que obtuvo la licitación de manera legítima y competitiva, con base en las mejores prácticas de transparencia y las condiciones legales, técnicas, administrativas y económicas establecidas en la convocatoria, de acuerdo con la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios del Sector Público.

Insistió en que no tiene impedimento legal ni conflicto de interés alguno para participar en el futuro en cualquier licitación pública del gobierno federal, “lo que hará si resulta de su interés, de acuerdo con el estado de Derecho en México”.

El pasado viernes, en respuesta a una pregunta durante su conferencia de prensa, López Obrador anticipó que buscaría la forma legal para cancelar el contrato con la empresa de Rincón, de quien reconoció que es su compadre y al que pediría que “entienda la circunstancia”.

Aunque López Obrador reiteró que la licitación fue legal y no tenía problema alguno, “quiero pedir que se busque la forma, incluso hablando con Miguel para que, si legalmente no es posible, que él renuncie a su derecho y que me ayude en eso para dar un ejemplo de que no va a haber corrupción, impunidad, influyentismo, contubernio, amiguismo, compadrazgo, nepotismo, ninguna de esas lacras de la política”.

Comentarios

Load More