Senado avala en lo general la reforma educativa; PAN y Álvarez Icaza votan en contra

En el Senado se discuten las reservas. Foto: Miguel Dimayuga En el Senado se discuten las reservas. Foto: Miguel Dimayuga

CIUDAD DE MÉXICO (apro). – El pleno del Senado aprobó en lo general el dictamen que deroga la reforma educativa promovida por el expresidente Enrique Peña Nieto. Ahora se discuten las reservas.

Después de más de tres horas de debate, con 95 votos a favor, 25 en contra y 2 abstenciones se logró la mayoría calificada en la votación en lo general y los artículos no reservados del dictamen de reformas constitucionales en materia educativa, aprobada previamente por la Cámara de diputados.

Los votos en contra fueron de los senadores del PAN y el senador sin grupo parlamentario Emilio Álvarez Icaza.

“Se cancela, sí, maestros escúchenos bien, se cancela la ley general del servicio profesional docente, se deroga también la ley del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación. Nunca más los maestros verán condicionada su permanencia laboral a la evaluación con exámenes universales y estandarizados que desconocían la diversidad regional”, dijo el senador de Morena, Eduardo Ramírez, presidente de la Comisión de Puntos Constitucionales.

Por su parte, el senador Raúl Bolaños-Cacho Cué del Partido Verde Ecologista de México (PVEM) dijo que con esta reforma queda enterrado un modelo que impuso una evaluación punitiva que lejos quedó de buscar la mejora continua en la educación.

“El magisterio es pieza angular de esta reforma, como lo dijeron ayer nuestros compañeros senadores: Lupita, Blanquita y Casimiro, hoy es el momento idóneo para reivindicar al movimiento magisterial. Que nuestras maestras y maestros dejen de estar en las calles exigiendo sus derechos y sean parte de la toma de decisiones en materia educativa”, dijo el senador del Verde Ecologista.

La reforma desaparece el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE) y la Ley General de Servicio Profesional Docente y contiene un artículo 16 transitorio que ha causado polémica porque señala que las relaciones laborales se regirán por el artículo 123 constitucional, apartado B.

Los senadores del PAN consideraron que da pie a la venta de plazas.

“La bancada del PAN tenía planeado apoyar esta reforma hasta que entró el transitorio 16, donde no queda claro el tema de las plazas, queda en incertidumbre si se van a asignar a través de un concurso o van a ser por cuotas”, dijo la senadora Xóchitl Gálvez.

Entre las críticas que se escucharon en tribuna por parte de los legisladores de Acción Nacional fue que con esta reforma los legisladores cedieron a las presiones de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE).

“Se criticaba la reforma anterior porque era una reforma laboral, esta sí es una reforma laboral, está hecha a la medida y a los intereses, no de los alumnos, sino de los maestros que rechazan ser evaluados”, señaló el senador panista Gustavo Madero Muñoz.

“En México hoy sepultamos la calidad de la educación. Mi más sentido pésame a la niñez mexicana”, terminó Madero.

Comentarios

Load More