Sindicato del PRD interpone denuncia ante la JLCA para que sean reinstalados

La sede nacional del PRD. Foto: Octavio Gómez La sede nacional del PRD. Foto: Octavio Gómez

CIUDAD DE MÉXICO (apro). – El Sindicato Unión de Trabajadores del PRD informó que ya interpusieron una demanda para su reinstalación como trabajadores de ese partido, ante la Junta Local de Conciliación y Arbitraje (JLCA).

En octubre de 2018, el partido se “declaró” en quiebra y despidió a 193 trabajadores sindicalizados.

“Hemos interpuesto una demanda por reinstalación ante la Junta Local de Conciliación y Arbitraje (Junta Especial 18 expediente 423/2019, 1 de marzo de 2019). La ley y la razón nos asisten y el triunfo será nuestro”, aseguró la secretaria de Conflictos, Esmeralda López Blas, en una carta dirigida a la opinión pública.

En el contexto de la celebración del 1 de mayo, Día Internacional del Trabajo, destacó que el sindicato “está en pie de lucha y va a marchar para solidarizarse, en sus reivindicaciones, con miles de trabajadores en México y en el mundo”.

Recordó que, en días pasados, la Dirección Nacional Extraordinaria del PRD se pronunció a favor de la reforma laboral, recién aprobada en el Senado de la República, y se había comprometido a defender los derechos de los trabajadores por salarios dignos, garantías de permanencia, a favor de los contratos colectivos y la democracia sindical.

“¡Qué mentira más grande!”, exclamó López Blas, quien denunció “que desde el 2018, el PRD interpuso una demanda de naturaleza económica ante la Junta Local número nueve de la Ciudad de México, para desaparecer a nuestro sindicato, desconocer el contrato colectivo y pisotear nuestros derechos”.

“Naturalmente, nosotros estamos decididos a defender nuestros derechos, siguiendo las enseñanzas de los obreros de Chicago, Cananea, Río Blanco y las luchas democratizadoras de los electricistas, los médicos y los trabajadores universitarios”, añadió.

López Blas aseguró que la razón asiste a su sindicato y vencerán, aunque el PRD gaste cientos de miles de pesos en el despacho Marván y Muñoz Abogados S.C., para tratar de pisotear los derechos de 193 trabajadores.

Estas, señaló, son “acciones vergonzosas e incongruentes para un partido que se dice de izquierda”.

Mencionó que los trabajadores al servicio del PRD no tienen la culpa de los magros resultados que obtuvo el partido en las elecciones de julio de 2018 y tampoco deben ser quienes paguen los platos rotos para que la dirigencia perredista se siga dando “vida de millonarios”.

Consideró que “no es justo” que, a algunos de los trabajadores, después de despedirlos, se les humille, se le niegue el derecho a la sindicalización y se les contrate nuevamente sin ninguna prestación y con salarios más bajos de los que tenían, bajo el esquema de una empresa outsourcing.

Comentarios

Load More