Sismo de 2017 causó “graves daños estructurales” al edificio del Congreso de Puebla

PUEBLA, Pue. (apro).– Un estudio realizado por especialistas de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP) concluyó que el edificio sede del Congreso estatal presenta “graves daños estructurales” provocados por el sismo del 19 de septiembre de 2017, por lo que requiere una urgente intervención.

El director de Infraestructura Educativa de la BUAP, Jorge Rodríguez y Morgado, presentó un dictamen estructural del edificio, construido en 1833 y que se distingue por su decoración neoárabe, en el cual se recomienda un cambio de sede para llevar a cabo los trabajos de rehabilitación.

El estudio llevado a cabo por especialistas concluye que el inmueble, que ha sido sede del Congreso local desde 1905, no tiene la resistencia estructural necesaria para garantizar la seguridad de los usuarios en caso de presentarse de nueva cuenta un sismo de gran magnitud.

Por ello, Rodríguez y Morgado expuso que el edificio, de valor histórico, debe ser intervenido y debe cerrarse mientras se llevan a cabo los trabajos, pues sería imposible continuar con las actividades legislativas al mismo tiempo.

Ante el rector de la BUAP, Alfonso Esparza Ruiz, y el líder del Congreso local, Gabriel Biestro Medinilla, el especialista explicó que hay elementos estructurales fisurados, losas con deformaciones verticales considerables, así como humedad en algunas áreas por el deterioro del impermeabilizante.

Indicó que los muros no cumplen con las capacidades de resistencia establecidas por las normatividades vigentes.

El líder del Congreso local anunció que se invertirán 12 millones de pesos para la rehabilitación del edificio, al tiempo que criticó que la pasada legislatura, en la que el PAN tuvo mayoría, haya sido omisa en evaluar la seguridad de la sede legislativa.

Biestro Medilla dijo que buscarán acatar la recomendación hecha por la BUAP para cambiar la sede del Congreso, para garantizar la seguridad del personal, de los legisladores y del público en general que asiste al inmueble.

A finales del año pasado, la Coordinación de Protección Civil había advertido sobre daños estructurales en el edificio del Congreso estatal, sin embargo, se recurrió a la BUAP para tener esta segunda opinión que confirma que el edificio debe ser desalojado para que se lleven a cabo los trabajos de restauración y reparación de daños.

Comentarios