Se intoxican 200 niños en Guerrero tras comer pozole en fiesta patronal

CHILPANCINGO, Gro. (apro). – Al menos 200 niños indígenas nahuas resultaron intoxicados tras ingerir alimentos descompuestos en el poblado Mexcalcingo, municipio de José Joaquín de Herrera (Hueycantenango), en la región centro de la entidad donde no existen servicios básicos y la marginación es generalizada.

Reportes oficiales indican que los hechos ocurrieron esta mañana durante una fiesta en honor a San José Obrero donde los asistentes “comieron pozole”.

Familiares trasladaron por sus propios medios a algunos intoxicados al hospital básico de Chilapa, ubicado a más de dos horas de distancia sobre caminos de terracería.

No obstante, la cantidad de niños afectados rebasó la capacidad del nosocomio del sector salud estatal y autoridades decidieron pedir ambulancias para trasladar a los enfermos a otros nosocomios.

Los intoxicados fueron trasladados a hospitales en ambulancias. Foto: Protección Civil de Guerrero

Los intoxicados fueron trasladados a hospitales en ambulancias. Foto: Protección Civil de Guerrero

Al respecto, el gobernador Héctor Astudillo Flores confirmó la situación y por la tarde escribió en sus redes sociales:

“He instruido a la Secretaría de Salud atender de inmediato a aproximadamente 200 menores que resultaron con intoxicación por consumo de alimentos en mal estado en la comunidad de Mexcalcingo”, dijo el mandatario y remató:

“El Dr. Carlos de la Peña coordina con Protección Civil Guerrero y Cruz Roja su traslado aéreo para ser atendidos. Elementos del Ejército han llegado también en auxilio de la población, agradecemos como siempre la solidaridad de la Sedena”, indicó.

Hasta el momento, se desconoce el estado de salud de los menores que volvió a exhibir la falta de capacidad del sector salud en la región Centro para atender este tipo de incidentes.

En los últimos siete años, se han documentado al menos dos casos de intoxicación masiva en la misma zona indígena de la entidad que sufre pobreza y ausencia de servicios básicos.

En febrero de 2012, más de 709 personas, en su mayoría niños procedentes de los municipios de Chilapa, Zitlala y Hueycantenango, resultaron intoxicadas tras comer tacos en un mitin del exalcalde priista Sergio Dolores Flores.

Luego, el 12 de mayo de 2014, al menos 84 personas de los municipios de Quechultenango y Mochitlán se intoxicaron por el consumo de un pastel.

Comentarios