Suplemento femenino de diario vaticano estrena dirección; destaca consagrada del Regnum Christi

ROMA (apro).- La publicación de Mujeres Iglesia Mundo, el suplemento femenino del diario vaticano L’Osservatore Romano —cuyas anteriores redactoras renunciaron en bloque hace un mes denunciando presiones internas y el regreso a la cultura de la ‘mujer obediente’—, se mantendrá bajo el liderazgo de una coordinadora, cuatro periodistas y un consejo de redacción en el que destaca la presencia de una directiva de Regnum Christi, el brazo seglar de la polémica organización ultraconservadora de la Legión de Cristo.

El anuncio fue divulgado este martes por la oficina de prensa del Vaticano, la cual también ofreció los perfiles biográficos del nuevo equipo de suplemento femenino, muy leído entre las religiosas y fieles de religión católica. De acuerdo con esta fuente, la nueva responsable del suplemento será la periodista italiana Rita Pinci, que ya no tendrá el estatus de directora del medio, sino que será solo la “coordinadora” de un consejo de redacción compuesto por diez mujeres, entre ellas la española Marta Rodríguez Díaz, perteneciente a Regnum Christi (reino de Cristo, en latín).

El nombramiento constituye un soplo de aire fresco para la Legión de Cristo, en momentos en los que la congregación de origen mexicano está nuevamente en la mira por la revelación de una serie de casos de abusos de miembros y exmiembros en varios países donde los Legionarios tienen presencia, entre ellos Chile e Italia.

Asuntos de género y diferencias sexuales

Más aún que Rodríguez Díaz, nacida en Madrid, es una personalidad de cierto peso dentro de Regnum Christi, movimiento fundado en 1959 por el difunto sacerdote pederasta Marcial Maciel. Tanto que, desde el año 2010, es directora del Instituto de Estudios Superiores sobre la mujer de la universidad Regina Apostolorum, uno de los principales centros de educación de la Legión en la capital italiana.

Además de ello, Rodríguez Díaz también ha sido en los últimos años una de las figuras femeninas de Regnum Christi de mayor rango dentro del Vaticano, al estar a cargo —desde mayo de 2017— de la oficina de la mujer del Dicasterio (ministerio, en argot vaticano) para los Laicos, la Familia y la Vida del Vaticano. Un cargo que, sin embargo, dejará este próximo mes, según la información difundida por la Santa Sede.

“Está especializada en asuntos de género, identidad sexual, violencia contra la mujer y la plena integración de la dimensión sexual y afectiva en la consagración”, precisó la oficina de prensa vaticana.

De acuerdo con su biografía pública, Rodríguez Díaz estudió Educación y consiguió una licenciatura en Bioética y otra en Filosofía, especializándose en Antropología. La Santa Sede también informó que la mujer vive en Roma desde el año 2000 y es “consagrada” de Regnum Christi, grupo que, como la Legión de Cristo, ha afrontado en los últimos años numerosas defecciones por sus escándalos, así como un largo proceso de reestructuración interna cuyos resultados aún son inciertos. Por su estatus de consagrada, Rodríguez Díaz se adhirió a los votos de “pobreza, castidad y obediencia”, aun permaneciendo laica, como profesan las reglas del grupo.

Con todo, Rodríguez Díaz no será la única presencia con vínculos con la Legión de Cristo que integrará la nueva redacción del suplemento femenino, fundado hace siete años por la intelectual feminista e historiadora católica Lucetta Scaraffia y que llegó a tener visibilidad internacional en los últimos años por sus inéditas denuncias sobre los maltratos y abusos que sufren las monjas de que prestan sus servicios al clero y la plaga de los abusos sexuales a manos de sacerdotes. Algo a lo que finalmente le siguió la atormentada dimisión de Scaraffia y de sus principales colaboradoras en marzo pasado.

Otro es el caso de Giorgia Salatiello, profesora de la Facultad de Filosofía de la jesuita Universidad Gregoriana de Roma y de la legionaria Regina Apostolorum. Salatiello, casada y con un hijo, desarrolló su carrera profesional ocupándose de asuntos como “la relación entre filosofía y teología, diferencias sexuales, consulencias filosóficas y neurobioética”, según la información difundida.

Ya vinculadas laboralmente

Asimismo, el nuevo equipo está integrado por varias mujeres ya empleadas, o colaboradoras, de otros departamentos de L’Osservatore Romano, especialmente la sección de Cultura del diario vaticano, algo que sugiere que su relación con los aparatos de comunicación del Vaticano será bastante directa. Entre ellas figuran la traductora Elena Buia Rutt, así como las periodistas Giulia Galeotti, Valeria Pendenza, Silvia Guidi y Silvina Pérez.

Todas ellas se suman a la abogada canónica Francesca Bugliani Knox, la universitaria alemana Yvonne Dona Schlobitten, la teóloga iraní Shahrzad Houshmand Zadeh, la feminista judía Amy-Jill Levine, la escritora italiana Carola Susani, y Chiara Giaccardi, licenciada en Filosofía, catedrática en universidades en Italia y Reino Unido y madre de siete hijos.

Por su parte, Pinci, la nueva “coordinadora”, proviene del canal de televisión católico TV2000, financiado por la Conferencia episcopal italiana (CEI), y del que era director el nuevo (desde julio de 2018) prefecto de la Secretaría de la Comunicación del Vaticano, Paolo Ruffini.

En estas circunstancias, el número del mes de mayo de suplemento será publicado regularmente, para dar continuidad a la publicación, informó el Vaticano.

La noticia también coincidió con el anuncio de que la sede de la redacción de L’Osservatore Romano ya no estará ubicada en el interior del Vaticano, sino que será trasladada al edificio en el que se encuentran los otros servicios informativos de la Santa Sede, en la vía de la Conciliación.

Comentarios