NL presume “drástica” baja en homicidios dolosos tras reajuste en sistema de prevención del delito

MONTERREY, NL. (apro). – La violencia en Nuevo León se contuvo al registrarse, durante el mes de abril, una drástica disminución en el índice de homicidios dolosos, aunque el precio que se ha tenido que pagar es alto, debido a la muerte de policías, afirmó hoy el secretario de Seguridad Pública del Estado, Aldo Fasci Zuazua.

El funcionario explicó que, de acuerdo a cifras preliminares, durante los pasados 30 días hubo 63 homicidios dolosos. El número es muy similar al que se registró en el mes de marzo, cuando empezó a funcionar un reajuste en el sistema de prevención del delito en la entidad.

Fasci recordó que, en diciembre, enero y febrero, el estado registró cantidades de muertes violentas que superaban el centenar, en cada mes, lo que sugiere que sí funciona el operativo de coordinación entre la policía estatal, federal y municipal, con un mando militar.

“Si no subimos ni bajamos en estos meses, significa que hubo una contención y tenemos que continuar por ahí, que no crezca la cifra. Y luego tenemos que hacer que decrezca, porque sigue estando muy alto, pero llegamos a alcanzar más de cien. En términos de logística de seguridad esto es un paso importante, aunque no parezca. Y luego hay que seguirlo bajando”, afirmó.

Explicó que, para alcanzar estos números, fue necesario que las diferentes corporaciones arrestaran objetivos criminales prioritarios, un factor que contribuyó a que no hubiera tantos homicidios.

También ayudaron los operativos, efectuados durante el mes pasado, para despresurizar los tres penales de la entidad, junto con el espacio femenil, y llevar capos peligrosos a otros reclusorios del país, con lo que se cortó la comunicación desde adentro de la prisión a los carteles, explicó.

“El tema penitenciario también ha ayudado mucho, por los traslados, porque todo mundo sabemos que desde ahí se movían muchos asuntos. Tener un control ahí y sacar a los más peligrosos fue un paso importante, para avanzar en el tema”, expuso.

Fasci Zuazua reconoció que para contener los índices de inseguridad ayudó el involucramiento de las policías municipales en el combate al narcomenudeo, trabajo en el que, anteriormente, se mantenían al margen.

El precio que han pagado las corporaciones ha sido alto, señaló, pues las refriegas con criminales han provocado bajas del lado de la Ley. En el presente año, se han reportado ataques y homicidios a elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones, de Fuerza Civil (FC) y recientemente a tránsitos municipales.

“Dentro de estas cifras, hay abatidos y algunos son compañeros. Hay un costo, porque la paz cuesta y todavía no la conseguimos. Y depende de muchos factores. Ya di un plazo para tranquilidad (dos años), pero para los números debe ser lo más pronto posible”, sentenció.

Como parte de la reestructuración del combate a la delincuencia desde los tres niveles de gobierno, se determinó que la policía estatal FC dejara de involucrarse en problemas que son de orden administrativo, como riñas y alteraciones del orden, situaciones que, ahora, son atendidas exclusivamente por las corporaciones municipales.

Comentarios