El 1 de Mayo en tiempos de la 4T: entre nuevos aires y resabios

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Sin el arropamiento del Ejecutivo, el sindicalismo oficial da palos de ciego. Las organizaciones laborales consideradas independientes se mantienen a la expectativa y en un tono prudente. La CNTE se quedó con el discurso amenazante pero dejó los bloqueos. Todos, o casi todos, incluidas las trabajadoras sexuales, confluyen en el Zócalo, mientras horas después, el presidente Andrés Manuel López Obrador encabeza la comilona con los dirigentes de la venida a menos cúpula sindical.

Comentarios