Rector de la UNAM rechaza que la inseguridad sea propia de escuelas

CIUDAD DE MÉXICO (apro).– Tras el asesinato de Aideé, la estudiante del Colegio de Ciencias y Humanidades (CCH) Oriente que este lunes fue sepultada en el estado de Puebla, el rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Enrique Graue Wiechers, hizo un llamado a gobierno y sociedad a impulsar un desarme nacional.

Rechazó que el problema de la inseguridad sea propio de las escuelas, pues aseguró que corresponde al entorno en general y subrayó que la Universidad seguirá exigiendo la desaparición de giros negros y del narcomenudeo, entre otros flagelos, para que exista mayor seguridad.

La Universidad, dijo, colabora estrechamente con las autoridades capitalinas para el esclarecimiento del caso de Aideé, cuya muerte, dijo, “es tremendamente lacerante”, y señaló que ya ha brindado apoyo a los familiares de la estudiante.

Graue aseguró que ha venido trabajando para mejorar la seguridad en toda la institución, con acciones como el reforzamiento de programas Botón de pánico y Sendero seguro, además de reforzar los protocolos de actuación y coadyuvar con las autoridades en sus tareas de vigilancia en las inmediaciones de los planteles.

Entrevistado al término de la inauguración del coloquio Política tributaria, ejercicio presupuestal, crecimiento económico y bienestar social, organizado por la UNAM y la Cámara de Diputados, el rector informó que hoy encabezaría una reunión para revisar que todos los protocolos de actuación en la atención a la alumna se hayan observado.

De igual forma, pidió evitar especulaciones y esperar, tal como hace la Universidad, a que se desahoguen las diligencias del caso.

Durante la inauguración del coloquio, Graue indicó que en México es necesario propiciar mayores ingresos fiscales y mejorar su distribución para “que tengamos un país más justo y equitativo”.

Reiteró el apoyo de la Universidad para que el Plan Nacional de Desarrollo, presentado por el presidente Andrés Manuel López Obrador, permita abatir los lacerantes índices de desigualdad, como que cuatro mexicanos concentren casi el 9% del Producto Interno Bruto (PIB), en un país con más de 100 millones de personas en condiciones de pobreza extrema y vulnerabilidad social.

 

Celebra que no se alterara la autonomía universitaria

Asimismo, el rector de la máxima casa de estudios aprovechó la presencia de Porfirio Muñoz Ledo, presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, para externar su reconocimiento a los legisladores “por su comprensión, sensibilidad política y determinación para que la fracción VII del artículo tercero constitucional pasara inalterada” en la reforma educativa.

“Esta fracción que garantiza constitucionalmente nuestra autonomía es importante para reflexionar en libertad, contrastar ideas e influir positivamente en el desarrollo de la nación. Cuenten siempre con que la Universidad hará eso: hablar con su verdad, con soberanía y en el interés de un mejor México”, apuntó.

En respuesta, Muñoz Ledo expresó que el coloquio es oportuno porque en la Cámara de Diputados empezarán la discusión sobre el Plan Nacional de Desarrollo y propuso establecer un centro de estudios de alta calidad con apoyo de la universidad.

Otro de los invitados fue el presidente de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública, Alfonso Ramírez Cuéllar, quien indicó que con apoyo de la UNAM se busca trabajar en iniciativas de ley y reformas que pudieran presentarse en septiembre próximo, cuando reciban el paquete económico para el 2019.

Por ejemplo, adelantó, se busca reforzar la recaudación del predial, incluir temas nuevos como el comercio electrónico y la economía digital, así como abatir la facturación falsa.

A la par, propuso discutir el gravamen a la comida chatarra, al tabaco y alcohol por causar enfermedades que exigen inversiones millonarias y que consideró como verdaderas epidemias.

Además, aseguró que para el 2020 la meta es que se haya incrementado la recaudación en dos puntos más del PIB.

La secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), Alicia Bárcena, coincidió en que el coloquio abordaría temas oportunos, que respondan a la necesidad de combatir la evasión fiscal y los flujos financieros ilícitos, que, de acuerdo con estimaciones, en 2017 representaron cerca del 6.3% del PIB en la región, mientras que en México, la renuncia tributaria equivale a un porcentaje de hasta 16 puntos en gasto público.

Reducir la evasión tributaria y los flujos financieros ilícitos; impulsar la adopción de impuestos a la economía digital y la salud pública; establecer impuestos ambientales para avanzar hacia la descarbonización de la economía y reevaluar la renuncia tributaria; fortalecer el impuesto sobre la renta y de la propiedad inmobiliaria, entre otras, fueron algunas de las recomendaciones que Bárcena envió a través de un mensaje videograbado, desde la CEPAL.

A la ceremonia también asistieron Hugo Eduardo Beteta, director de la Sede Subregional de la CEPAL en México; los profesores eméritos de la UNAM, Rolando Cordera y Carlos Tello; el integrante de la Junta de Gobierno, Jorge Cadena Roa; los directores de la Facultad de Contaduría y Administración, y del Instituto de Investigaciones Económicas, Tomás Rubio y Armando Sánchez Vargas, entre otros.

Comentarios