Saúl “El Canelo” Álvarez, más fuerte en los negocios que en el ring

Saúl "El Canelo" Álvarez. Foto: John Locher/AP Saúl "El Canelo" Álvarez. Foto: John Locher/AP

CIUDAD DE MÉXICO (apro).– Aunque para muchos aún no termina de consolidarse como uno de los grandes, Saúl El Canelo Álvarez ya es un multimillonario del boxeo y mantiene una fuerte presencia en medios de comunicación y redes sociales.

El boxeador tapatío es uno de los atletas mejor pagados del planeta; la plataforma DAZN lo fichó en 2018 con un contrato por 365 millones de dólares por 11 peleas a realizarse en los próximos cinco años. La cifra es superior de lo obtenido por los futbolistas Neymar y Lionel Messi, o el beisbolista Mike Trout.

Sin embargo, sigue lejos de Julio César Chávez, considerado el mejor peleador mexicano, pues El Canelo deja dudas en cada combate y sigue sin convencer a expertos y aficionados.

Lo que sí destaca es su administración de negocios. En los últimos años fue manejado por Golden Boy Promotions, que lo presentó ante rivales ante quienes pudo lucirse y ganar millones de dólares.

Pero al enfrentar a rivales de jerarquía cumple los pronósticos de “una derrota anunciada”. Tal fue el caso de la pelea con el estadunidense Floyd Mayweather jr., considerado el mejor libra por libra en la última década y quien se retiró imbatido.

El Canelo fue exhibido por el “Money Maker” y es la única derrota que presenta en su récord. Tuvo, además, un polémico empate y un triunfo ante Gennady Golovkin (con ganancias aproximadas de 70 millones de dólares) y ante el puertorriqueño Miguel Cotto, siendo los mejores rivales y de renombre que enfrentó.

Más allá de los resultados, generó millones de compras en el sistema de Pago Por Evento (PPE) que fueron directo a su cuenta bancaria.

Después de esos desafíos, el promotor Oscar de la Hoya lo volvió a colocar en el gusto de la gente, de los patrocinadores y de la televisión por cable, con sendos nocauts ante Amir Kahn, Liam Smith y el último a Rocky Fielding.

También sostuvo una pelea que causó morbo ante Julio César Chávez Jr., quien peleó dando la impresión de sólo subir al ring a cobrar.

Además, recibe ingresos extra por patrocinios de una casa de bolsa, el fabricante de ropa deportiva que lo viste, una empresa cervecera, guantes de boxeo, entre otros, que le permiten abultar su cartera.

 

Vida de lujos

Abajo del ring, El Canelo lleva una vida de rey, de lujos y de excentricidades, como lucir vestuarios de 50 mil pesos.

Tiene una colección de los mejores fabricantes de autos del mundo y en el marco de su pelea de este sábado ante Daniel Jacobs, en Las Vegas, presumió un Bugatti que cuesta dos millones 500 mil dólares (47.5 millones de pesos al tipo de cambio actual).

Saúl Álvarez aprovecha su presencia con millones de seguidores en Instagram (4.7 millones); Facebook (casi tres millones) y Twitter (un millón 339 mil), promoviendo sus combates.

En tanto, las televisoras mantienen “una guerra” por el rating y publican spots de sus peleas y notas de sus preparaciones.

A sus 28 años de edad, Álvarez tiene el segundo contrato de deportistas más grande en la historia del deporte, en parte debido a la escasez de figuras en el mundo del boxeo.

El tiempo y sus futuros combates determinarán si escribe su nombre con letras de oro como uno de los grandes en la historia del pugilismo o sólo como el boxeador mejor pagado. (Con información de Notimex)

Comentarios

Load More