Agresiones contra medios comunitarios tienen un efecto dañino para la libertad de expresión: ONU-DH

Jan Jarab, encargado de la oficina de la ONU-DH en México. Foto: Alejandro Saldívar Jan Jarab, encargado de la oficina de la ONU-DH en México. Foto: Alejandro Saldívar

OAXACA, Oax. (apro).- “Resulta especialmente desolador que en la víspera del Día Mundial de la Libertad de Prensa se asesine a un comunicador indígena”, afirmó el representante de la Oficina en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH), Jan Jarab, al condenar el crimen del periodista indígena Telésforo Santiago Enríquez.

Y es que con el fundador y director de la radio comunitaria “El Cafetal, la voz zapoteca”, en San Agustín Loxicha, en la Sierra Sur de Oaxaca, ya son al menos cinco los periodistas asesinados en México durante 2019, mientras que en 2018, la ONU-DH registró el asesinato de al menos 12 y la desaparición de otro.

El fundador de la radio comunitaria Estéreo Cafetal 98.7 FM “La Voz Zapoteca”, Telésforo Santiago Enríquez, fue emboscado y asesinado en San Agustín Loxicha en la Sierra Sur de Oaxaca.

De acuerdo con la carpeta de investigación 14760/FCOS/POCHUTLA/2019, cerca de las 16:00 horas de este jueves 2 de mayo, en el paraje El portillo de Las Flores, en San Agustín Loxicha, se reportó el hallazgo de un cuerpo sin vida en el interior de un vehículo, el cual presentaba disparos por proyectil de arma de fuego a la altura del rostro y cuello, los cuales le provocaron la muerte.

Jan Jarab destacó que “en este día, en que se conmemora la importancia de la libertad de expresión y el acceso a la información para lograr sociedades democráticas, plurales y respetuosas de los derechos humanos, es esencial reconocer la labor de personas que, como Telésforo Santiago lo hacía, trabajan desde las comunidades y contribuyen a que las voces de sus habitantes sean escuchadas”.

Su preocupación radica en que “las agresiones contra medios comunitarios tienen un efecto particularmente dañino para la libertad de expresión porque en la práctica pueden suponer la eliminación de los únicos medios vinculados con las comunidades”.

Jan Jarab recordó las palabras que una persona cercana a Santiago Enríquez, quien refirió a la ONU-DH que “es terrible que, cuando abres los micrófonos al aire, no sabes si vas a poder volver a casa”.

Frente a hechos de la gravedad del asesinato de un periodista, la ONU-DH alienta a las autoridades de todos los niveles a enviar un mensaje contundente de condena y a garantizar que sus responsables serán llevados ante la justicia.

Considera que la mejor garantía para la libertad de expresión es poner fin a la impunidad en la que permanecen muchos de los homicidios contra periodistas. Al respecto, la ONU-DH exhorta a agotar efectivamente todas las líneas de investigación, incluyendo aquellas que pudieran tener relación con la actividad periodística de Telésforo Santiago.

Finalmente, la ONU-DH expresó sus condolencias y solidaridad con la familia, amistades y colegas de Telésforo Santiago Enríquez.

Comentarios

Load More