La receta de la austeridad de AMLO: no gastar aunque se necesite

Una protesta ante la falta de medicamento. Foto: Foto: Miguel Ángel Carmona Una protesta ante la falta de medicamento. Foto: Foto: Miguel Ángel Carmona

Una revisión del gasto que el gobierno federal ejerció en el primer trimestre del año revela que la austeridad republicana mutó en subejercicios que suman 65 mil 457 millones de pesos; 39 de 43 instituciones federales no siguieron la ruta que trazó la Secretaría de Hacienda y gastaron de menos. El precario sector salud fue el más afectado, mientras que el Instituto Nacional de Migración fue el más beneficiado: recibió mil millones de pesos extras para hacer frente a la llegada de miles de familias centroamericanas.

CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).- La austeridad republicana que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador impuso en la administración pública federal no se limitó en recortar los excesos de la alta burocracia o en despedir a servidores públicos. En los primeros tres meses del año las instituciones no ejercieron 65 mil 457 millones de pesos que estaban destinados a cubrir nóminas, inversiones, materiales y programas.

Según cifras oficiales, 39 de 43 instituciones federales cometieron subejercicio de recursos y afectaron 584 de los dos mil 155 programas y acciones contenidos en el presupuesto; 28 no recibieron un solo peso en tres meses, entre ellos el programa de Desarrollo Rural y el Programa Nacional de Reconstrucción.

El precario sector de la salud pública padeció el golpe más fuerte: entre enero y marzo las dependencias retuvieron 30 mil 804 millones de pesos, de acuerdo con el Informe Trimestral que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) publicó el 30 de abril último.

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), por ejemplo, gastó 147 mil 568 millones de pesos durante este periodo, 20 mil millones de pesos menos que lo previsto debido a las “menores erogaciones en materiales y suministros y servicios generales”.

Este monto representa 12% de los 167 mil 664 millones de pesos que el IMSS debía erogar en los primeros tres meses del año. No los gastó pese a la situación crítica que enfrenta esta institución, la cual necesitaría contratar a 94 mil médicos y construir 58 hospitales para alcanzar los niveles de atención médica en promedio de acuerdo con la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) (Proceso 2217).

Según el informe de la SHCP, la Secretaría de Salud –que subejerció dos mil 246 millones de pesos desde principios de año– no invirtió 430 millones de pesos etiquetados para Prospera, así como mil 49 millones de pesos previstos para el Seguro Médico Siglo XXI, la rama del Seguro Popular destinada a los niños menores de cinco años.

(Fragmento del reportaje especial publicado en Proceso 2218, ya en circulación)

Comentarios

Load More