Investigadores exigen mayor presupuesto con marcha por la ciencia

CIUDAD DE MÉXICO.- Como parte de la convocatoria a 50 ciudades del mundo, se realizó en la capital del país y en otras entidades la marcha por la ciencia en la que se exigió aumento del presupuesto, mejorar las condiciones laborales y una mejor política de gobierno para este sector clave en el desarrollo nacional.

Esta marcha se realiza a unos días en que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador presentó su Plan Nacional de Desarrollo para su sexenio dedicándole apenas cinco renglones a la ciencia y la tecnología.

Los participantes de la marcha que se realizó en la Ciudad de México del Ángel al Zócalo manifestaron la necesidad de que el gobierno federal muestre mayor voluntad para invertir en la investigación científica y tecnológica.

“Aprovechemos esta oportunidad para exigir a la administración federal actual que se reconozcan las limitaciones de la investigación científica en México y mostrar la importancia de la ciencia y la actividad intelectual que desempeñan los trabajadores de la ciencia” sostuvieron en su convocatoria.

Manifestaron que México enfrenta un rezago educativo enorme: hay más de 5.4 millones de personas en absoluta carencia educativa (analfabetas), 10.1 millones sin primaria completa y 16.4 millones sin secundaria completa. Además, el 60% de los estudiantes que terminaron egresan de la educación media con severas deficiencias en lectura y escritura no saben leer, ni escribir, de manera suficiente.

Es por ello que afirman que para que la educación sea efectiva y transformadora se debe asegurar que el sistema educativo fomente el pensamiento crítico sin tendencias reduccionistas, ni descontextualizadas, que llegue a todos, y además, contar con infraestructura, equipos y profesores y trabajadores con salarios adecuados.

Como Movimiento por la Ciencia-México exigieron aumentar el presupuesto de Ciencia y Tecnología, para lograr al menos el 1% del PIB; ya establecido en la ley; tener una política de largo plazo orientada a las necesidades de la población, donde exista claridad; cambiar las políticas gubernamentales que permiten que los recursos públicos desde CONACYT estén subordinados a los intereses que dictan las grandes empresas y monopolios, que no retribuyen a la sociedad mexicana, pero sí agravan los problemas ambientales.

También formalizar y respetar los procedimientos basados en investigación científica para tomar decisiones en proyectos de desarrollo y que se pueda informar a la población acerca de los beneficios y/o perjuicios de dichos proyectos. Reformar a fondo el Sistema Nacional de Investigadores, y que los salarios de los investigadores, las becas para los estudiantes, las oportunidades, sean transparentes, suficientes y dignas.

Asimismo, conservar y aumentar las plazas de investigadores con buenas condiciones laborales y salariales; aumentar la matrícula de posgrado, el número y monto de becas.

Comentarios