“Canelo” Álvarez vence a Jacobs con polémica decisión unánime

CIUDAD DE MEXICO (proceso.com.mx).- El mexicano Saúl “Canelo” Álvarez derrotó por decisión unánime al estadunidense Daniel Jacobs y unificó los títulos mundiales de peso mediano del CMB, AMB -que ya le pertenecían- y del FIB, anoche en el T-Mobile Arena, de Las Vegas.

Álvarez, quien expuso sus cinturones del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) y de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB), superó en las tarjetas a su aguerrido contrincante: 115-113, 115-113 y 116-112.

Jacobs, de 32 años, dejó en manos del mexicano su reinado de la Federación Internacional de Boxeo (FIB), que le pertenecía desde octubre de 2018.

La pelea pactada a 12 rounds ofreció pocas emociones y resultó muy pareja por lo que un empate parecía lo más justo, pero otra vez los jueces vieron ganar al mexicano que sigue sin convencer con su boxeo de pocos golpes.

De hecho, round tras round, el que llevó la iniciativa y tiró más golpes fue el estadunidense.

Lo cierto es que la contienda resultó tediosa y en contadas ocasiones provocó que el público se levantara de sus asientos.

Al término de la contienda cada uno subió a una esquina para proclamarse vencedor.

“Se necesitaba paciencia, y así lo hicimos paso a paso, ganando round por round… el que tuvo el control de la pelea fui yo, y es el que gana la pelea”, celebró Álvarez al término de la contienda.

Álvarez, de 28 años, puso en juego los campeonatos avalados por el CMB y la AMB. El mexicano llegó a este combate con una marca de 51-1-2 y 35 nocauts, mientras que el estadunidense Daniel Jacobs con 35-2 con 29 nocauts.

Tras la pelea, el monarca mundial mexicano se llevará una bolsa de 35 millones de dólares, en tanto que su oponente recibirá 2.5 millones de dólares, aunque su premio alcanzó los 10 millones de dólares por el contrato que firmó con la cadena DAZN.

Sin embargo, Jacobs será penalizado con un millón de dólares por excederse más de tres libras (3.6) de las 170 de la división luego de la rehidratación, que se realizó 12 horas previo al combate.

En el pesaje de la rehidratación, este sábado, el mexicano dio 169 libras, en tanto que el estadunidense marcó 173.6 libras. El viernes, en la ceremonia de pesaje, ambos cumplieron con el límite de 160 libras.

Comentarios