Registran en Morelia tres casos de abuso sexual de sacerdotes contra menores

MORELIA, Mich. (apro).- Carlos Garfias Merlos Arzobispo de Morelia, confirmó hoy, en conferencia de prensa, que la iglesia católica tiene confirmados tres casos de pederastia de sacerdotes contra niñas en Michoacán, cuyas indagatorias se encuentran en las instancias correspondientes.

Abundó que el tema de la pederastia contra menores de edad por parte de sacerdotes católicos es una preocupación constante del Papa Francisco, buscando siempre que no haya impunidad y que se castigue a los culpables.
Monseñor Garfias Merlos declaró que, ante cualquier caso de pederastia, los obispos están obligados a recibir la denuncia y canalizarla a las instancias correspondientes.

Dijo que, en los casos documentados, de los cuales no ahondó por la secrecía de las indagatorias, los presuntos responsables son separados de forma inmediata de sus responsabilidades y se suspende del ministerio.

“La indicación del Papa es que no haya impunidad contra estás agresiones hechas contra jóvenes y niños”, comentó el jerarca católico, luego de explicar que los curas pederastas tendrán que enfrentar el juicio canónico y el de vía civil”.

El arzobispo denunció que los abusos contra menores no solo se dan en el ámbito de la iglesia, sino que cada vez con más marcados en el seno familiar, donde los principales victimadores son los familiares de los menores.

“Yo tengo información de tres casos a los que se les está dando seguimiento, están en los espacios correspondientes. El tema ha estado presente en el contexto del empeño que el papa tiene para atender a los niños y a las víctimas que están sufriendo el daño y para que se castigue a los victimarios”.

“El Papa está en un plano de cero tolerancia, primero hay que suspender al sacerdote mientras se procede a implementar tanto el juicio canónico como el juicio cívico”, expresó el líder religioso.

A finales de marzo de este año, Garfias Merlos ya se había referido a tres presuntos casos de abuso en Michoacán en los últimos 10 años, así como también hizo hincapié en que los casos no correspondían a su periodo al frente de la arquidiócesis, pero hasta la fecha no había detallado que los tres hechos correspondían a menores del sexo femenino.

“El tema está a la vista y ha habido mucha preocupación por el daño que va a sufrir la iglesia por estos temas, pero yo creo que es como todas las situaciones que puedan vivirse y depende de la atención que demos a las víctimas, depende de la responsabilidad y el compromiso que nosotros asumamos para hacer justicia por quien denuncie y depende de a partir de ahora cómo hagamos la información pertinente”, agregó.

“Hay tíos, padrastros, padres, sacerdotes y maestros vinculados a estos actos reprobables”, denunció. La pederastia es una acción que denigra y erosiona la imagen de la Iglesia, subrayó el arzobispo, quién demandó todo el apoyo a losa víctimas de este delito.

Comentarios