Alejandro Gutiérrez es declarado culpable por desvío de 1.7 mdp del erario de Chihuahua

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La Fiscalía General de Justicia en el estado de Chihuahua anunció la sentencia condenatoria contra Alejandro Gutiérrez, el exsecretario General del Partido Revolucionario Institucional (PRI), y a quien se le acusa de desviar 1.7 millones de pesos del erario de ese estado durante la administración de César Duarte.

Mediante un comunicado de prensa, la dependencia encabezada por César Peniche, informó que con la sentencia contra de Gutiérrez se concluye el juicio penal 22/2019 o la causa penal 4094/2017 iniciada por el Tribunal de Enjuiciamiento el pasado 2 de abril.

Mediante las pruebas y el montaje del expediente, las juezas Hortencia García Rodríguez y Juana Gabriela Córdova, se pronunciaron a favor de hallar culpable a Gutiérrez por el delito de “peculado agravado”.

Según las investigaciones emprendidas por la justicia chihuahuense, simuló la “prestación de servicios” por 1 millón 740 mil pesos a través de las empresas Jet Combustibles S.A. de C.V. y Promotora de Señalamiento Integral S.A. de C.V.

Los supuestos desvíos de recursos acontecieron entre el 20 y 23 de diciembre del 2015, cuando éste le solicitó al gobierno de Duarte el préstamo de 2 millones de pesos que finalmente fueron transferidos a empresas de “conocidos suyos”.

Al concretarse el cambio de gobierno, Corral denunció daños al erario y presentó pruebas, especialmente facturas por diversos montos y la inexistencia de los servicios prestados ante la justicia local, con el cual se dio a conocer la existencia de la llamada “Operación Zafiro”.

Con el fin de favorecer al PRI a costa de las finanzas locales de Chihuahua.

Consumada la transición, el gobierno de Javier Corral denunció los últimos años de la pasada administración federal, encabezada por el expresidente Enrique Peña Nieto, negociaciones entre su administración y la Secretaria de Hacienda y Crédito Público para la obtención de recursos extraordinarios.

A cambio de este financiamiento la administración de Peña Nieto pidió el traslado de Gutiérrez a la justicia federal; hecho que Corral se negó a realizar y emprendió la llamada “Operación Justicia para Chihuahua”.

Tras leerse la resolución de las juezas Hortencia García y Juana Córdova, la noche del lunes Gutiérrez se dijo sentir tranquilo y amagó con recurrir a la justicia federal.

“Como ya lo veíamos venir, la ilegalidad en cuanto a los testigos protegidos que yo les he llamado delincuentes protegidos, nos da toda la base jurídica para que en la siguiente instancia, que es local y en la que seguramente resuelvan igual de acuerdo con las instrucciones de Corral. Pero sí en las instancias federales nos da la confianza para ir por la absolución”, dijo.

Comentarios