Continúa el jaloneo por el informe Mueller; Comité Judicial acusa de desacato al procurador de EU

Sesión del Comité Judicial de la Cámara de Representantes. Foto: AP / J. Scott Applewhite Sesión del Comité Judicial de la Cámara de Representantes. Foto: AP / J. Scott Applewhite

WASHINGTON (apro).-– Por 24 votos a favor y 16 en contra, el Comité Judicial de la Cámara de Representantes decretó acusar de desacato al procurador general de Justicia de Estados Unidos, William Barr, al tiempo que el presidente Donald Trump invocó el Privilegio Ejecutivo para evitar el desglose completo al Capitolio del Informe Mueller.

“Esto no es un paso simple, después de tres meses de negociaciones con el Departamento de Justicia para obtener completo el Informe Mueller junto con otros documentos considerados como evidencia, no podemos llegar a un arreglo”, dijo Jerry Nadler, representante por el estado de Nueva York y presidente del Comité Judicial.

El fallo de desacato en contra de Barr implicaría su arresto, algo que no puede ocurrir porque la orden tendría que emanar del Departamento de Justicia que está a su cargo.

La acción del Comité Judicial tiene un efecto simbólico pero con un mensaje claro dirigido a la ciudadanía estadunidense, sobre las violaciones constitucionales que comete el gobierno de Trump para evitar la transparencia de una investigación enfocada a garantizar la integridad de la seguridad nacional.

Nadler llevó a cabo el proceso legislativo en contra de Barr, luego de que éste rechazara el pedido de entregarles sin modificaciones ni ediciones el informe formulado por el fiscal independiente Robert Mueller sobre la intención de Rusia de socavar las elecciones presidenciales de 2016, en presunta colusión con la campaña presidencial de Trump y sus intentos como presidente de obstruir la investigación del caso por parte del Buró Federal de Investigaciones (FBI).

“El procurador general ha sido transparente y se ajustó al proceso, incluyendo la liberación al público y su disposición a testificar ante el Comité, sobre el Reporte Mueller, que no encontró colusión ni obstrucción de justicia”, indica la declaración por escrito que dio a conocer la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders.

“Estos intentos de trabajar con el Comité han sido tajantemente rechazados. No les gustó el resultado del reporte y ahora quieren rehacerlo. Para enfrentar al burdo abuso de poder por parte del presidente –del Comité– Nadler y por petición del procurador general, el presidente no tuvo otra opción que invocar el privilegio ejecutivo”, agrega la declaración por escrito de la vocera de la Casa Blanca.

La intervención de Trump ante la decisión legislativa prohíbe la entrega completa al Congreso del Reporte Mueller, el cual, de acuerdo con el procurador general, se entregó en un 92% de su totalidad.

Los demócratas acusan a Barr de incumplir constitucionalmente con sus responsabilidades porque, como fiscal de la nación, no debió exonerar a Trump del delito de obstrucción de justicia, tomando en cuenta que el fiscal Mueller no lo hace en su reporte y deja ese juicio a otros tras la lectura de su investigación.

El informe del fiscal independiente sí exonera a la campaña de Trump de coludirse con los rusos para manipular las elecciones presidenciales de 2016, y sí establece que Moscú intentó socavar los comicios en contra de la entonces candidata presidencial demócrata, Hillary Clinton.

“La invocación del privilegio ejecutivo es una escalada en el desafío al Congreso sobre sus mandatos constitucionales por parte del gobierno del presidente Trump. Legalmente estamos obligados a recibir el reporte completo y constitucionalmente a revisarlo”, subrayó Nadler.

El presidente del Comité Judicial le recordó a sus colegas demócratas y republicanos que el Congreso ha actuado en el pasado en este sentido como lo hace ahora contra Barr, cuando se miente, se obstruye la justicia o se manipula, y como ejemplo de ello citó el caso Irán-Contras.

“Ni el presidente ni el procurador están por encima de la ley”, sentenció el presidente del Comité Judicial de la Cámara de Representantes.

La invocación del privilegio ejecutivo por parte de Trump ante la determinación de los demócratas implica una pelea constitucional larga entre el Capitolio y la Casa Blanca que podría desarrollarse en Cortes federales y terminar en manos de la Corte Suprema de Justicia.

“No hay justificación para decretarlo en desacato”, expuso el representante por el estado de Georgia, Doug Collins, líder de la minoría republicana en el Comité Judicial de la Cámara de Representantes.

El próximo 21 de mayo está agendado el testimonio de Don McGahn, exasesor de Trump, ante el Comité Judicial de la Cámara de Representantes; sin embargo; la Casa Blanca ya adelantó que se le está recomendando que no asista, lo que llevaría a que, como a Barr, lo declaren en desacato con el Congreso.

En el reporte de Mueller el asesor McGahn es señalado como uno de los testigos clave para determinar si Trump, ya como presidente, o alguien de su gobierno, cometió el delito de obstrucción de justicia.

Nadler, en entrevista con una cadena de televisión y antes de la votación en el Comité que preside, anunció que Mueller comparecería ante ellos en las próximas semanas.

Como fiscal independiente Mueller sigue siendo empleado del Departamento de Justicia, por lo que se especula que Barr o el propio Trump le ordenen no asistir a la cita con el Comité Judicial.

Las acciones de los demócratas contra Trump por el caso del Reporte Mueller podrían afectar políticamente la imagen del presidente quien pretende reelegirse en los comicios del 3 de noviembre de 2020.

Comentarios

Load More