INVEA clausura cuatro comercios aledaños al CCH Oriente por venta de alcohol

CIUDAD DE MÉXICO (apro). – Con el propósito de evitar la venta de bebidas alcohólicas a menores de edad, el Instituto de Verificación Administrativa (INVEA) de la Ciudad de México realizó 76 apercibimientos a establecimientos mercantiles en inmediaciones de bachilleratos de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Como parte del programa “Sendero seguro”, 46 negocios ubicados a los alrededores del Colegio de Ciencia y Humanidades (CCH) plantel Oriente y 30 cercanos a la Preparatoria 1 fueron visitados por personal del INVEA.

De igual forma, la dependencia informó que como resultado de las acciones de sensibilización y verificación de establecimientos en inmediaciones de las escuelas de educación media superior de la UNAM, se clausuraron cuatro establecimientos aledaños al CCH Oriente.

Asimismo, durante las actividades del programa, realizadas del 25 de enero al 26 de abril, se llevaron a cabo 49 apercibimientos a dueños y empleados de comercios ubicados en la zona limítrofe entre Iztacalco e Iztapalapa.

El INVEA precisó que en todos los apercibimientos se indicó a los encargados y dueños la importancia de no vender alcohol a menores o cualquier otra droga, puesto que la ley lo prohíbe.

Además, el organismo aseguró que su implementación en todos los CCH y preparatorias, el programa de “Sendero Seguro” ha realizado 447 apercibimientos, 18 visitas de verificación, 14 suspensiones de actividades y 6 inspecciones oculares.

Sin embargo, precisó, será hasta agosto próximo cuando se intensifiquen las acciones de este programa, puesto que las escuelas de la UNAM están por concluir el semestre y los alumnos regresaran a clases normales hasta dentro de tres meses.

Durante las visitas de apercibimiento, el personal del INVEA recordó a los responsables de los negocios la importancia de cumplir los horarios de funcionamiento y no permitir que los clientes permanezcan en el interior de los inmuebles después del horario permitido.

A través de un folleto, les solicitó cumplir con otros aspectos como: respetar la capacidad de aforo a fin de evitar accidentes en caso de cualquier contingencia; así como evitar aglomeraciones en la entrada principal y las salidas de emergencia, las cuales deben estar debidamente señaladas.

La dependencia también apuntó que está prohibido fumar dentro de todos los establecimientos, tener barra libre o promociones similares, así como elaborar o vender bebidas con productos que no cuenten con registro sanitario, permitir apuestas y exigir el pago de propinas o gratificaciones.

Finalmente, el INVEA recordó a los encargados que, además de las medidas de seguridad, en caso de una verificación la dependencia les pedirá el permiso de operación con giro de impacto zonal, la póliza de seguro vigente y el programa interno de Protección Civil y advirtió que en caso de no contar con cualquiera de esos documentos se harán acreedores a la suspensión de actividades.

El objetivo del programa, anunciado el domingo por la jefa de gobierno, Claudia Sheimbaum, es reforzar la vigilancia en las inmediaciones de 53 escuelas de bachillerato tanto de la UNAM como del Instituto Politécnico Nacional (IPN).

La medida fue tomada luego de la muerte de Aideé Mendoza, estudiante asesinada al interior de su salón de clases en CCH Oriente, así como de los disparos que recibió una alumna del CECyT 12 durante un asalto cuando se dirigía a la escuela.

Comentarios