“Nosotros”: Nuestro peor enemigo

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Resulta notable la destreza de Jonathan Peele para el manejo de historias. Por lo mismo, no es de extrañarse que Nosotros (Us, EU-2019) sea una cinta sobresaliente cargada de misterio, suspenso y un terror que llega a lo más profundo, alejado del susto fácil o el recurso gore.

La película gira en torno a Adelaide Thomas, quien, durante unas vacaciones con su familia en la playa de Santa Cruz, California, se pierde unos instantes de sus padres para irse a meter a la casa de los espejos en donde encuentra a su doble. Cuando la encuentran no puede hablar, por lo que es llevada con un terapeuta que le diagnostica estrés post-traumático.

Acto seguido viajamos al presente, donde vemos a Adelaide (Lupita Nyong’o) convertida en adulto, casada con Gabe Wilson (Winston Duke) y madre de Zora (Shahadi Wright Jospeh) y Jason (Evan Alex).

Los Wilson se dirigen a la casa de la familia de Adelaide en Santa Cruz; ella está un poco renuente, pero Gabe la tranquiliza, y es que este último desea encontrarse con sus amigos ricos, los Tyler, para fanfarronear un poco.

En la playa, Jason se separa un poco con su familia para ir al baño. De pronto, ve a una figura misteriosa que está sangrando de las manos.

Adelaide se da cuenta de que su hijo no aparece, y corre desesperada a buscarlo. Cuando se topa con él, descubre que todo está bien.

En la noche, la familia Wilson se topa con otra familia misteriosa de cuatro integrantes vestidos con overoles rojos. Los susodichos irrumpen en la casa de los Wilson y resulta que… ¡son sus dobles! Estos sujetos desean tomar el lugar de los Wilson, por lo que se desatará una lucha de vida o muerte.

¿Quiénes son estos sujetos? ¿Seres extraterrestres? ¿Seres de otra dimensión? Las respuestas estarán contenidas en un final estresante con su respectivo comentario social (como le gusta a Peel).

Las actuaciones de los Wilson son estupendas, al igual que las de la familia Tyler, integrada por Kitty (Elisabeth Moss) y su Josh (Tim Heidecker), y sus hijas Becca (Cali Sheldon) y (Noelle Sheldon) Lindsay.

El planteamiento de la historia es desconcertante, Peel da directo en el clavo: el director es capaz de contagiarnos con un sentimiento desagradable cuando los Wilson encuentran a sus dobles…

Peel es capaz de manter la cinta dentro del género de horror a pesar de que por momentos la historia tiene tintes fársicos. Tiene un gran sentido del humor.

Otro acierto es la manera en que director y guionista abordan el terror: el miedo que produce Nosotros no está basado en una “carnicería humana” o en recursos que busquen hacernos brincar de la butaca. Como en Huye (2017), Peel confronta nuestras expectativas sociales y morales con una realidad alterna que amenaza no sólo nuestro estilo de vida, sino también nuestra propia identidad: ¿Somos seres civilizados que viven bajo un pacto social? O bien ¿somos esos seres monstruosos que viven en un mundo superfluo que invisibilza a quienes nos estorban?

 

Comentarios