Semana Santa y aguacate meten acelerador a la inflación; se ubica en 4.41%

CIUDAD DE MÉXICO (apro). – La inflación interanual de México se aceleró en abril, debido a incrementos relacionados con la Semana Santa en servicios turísticos, tarifas aéreas y a presiones en los precios de algunos productos agropecuarios, dijo este jueves el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

El Índice Nacional de Precios al Consumidor creció 4.41% a tasa interanual en el mes, por encima del 4.00% de marzo, para ubicarse nuevamente fuera del rango objetivo del Banco de México de 3.0% +/- un punto porcentual.

La inflación resultó en línea con la estimada en un sondeo previo de Reuters en el que la mediana de los pronósticos de 12 especialistas arrojó un alza de 4.41% para la inflación interanual de abril.

La inflación subyacente, considerada un mejor parámetro para medir la trayectoria de los precios porque elimina productos de alta volatilidad, creció a una tasa interanual del 3.87% hasta abril, ligeramente menor a lo previsto.

«Un incremento de la inflación subyacente es preocupante, pues se trata del componente medular de la inflación general», dijo Gabriela Siller, analista del banco Base, en una nota a clientes.

Sin embargo, Goldman Sachs aseguró que «es probable» que la inflación de abril marque un pico «y esperamos que la tasa general disminuya en los próximos meses».

Sólo en el mes, el índice de precios al consumidor creció 0.05%, mientras que el indicador subyacente creció 0.46%, por debajo de lo esperado.

Alimentos como la carne de pollo, la cebolla y el aguacate, así como los servicios turísticos en paquete, vivienda propia y transporte aéreo fueron los genéricos que mayor incidencia tuvieron en el alza del Índice Nacional de Precios al Consumidor en el cuarto mes.

La electricidad, la gasolina de bajo octanaje y el jitomate ayudaron en cambio a menguar la aceleración de la inflación general interanual de abril.
El Banco de México mantuvo en marzo la tasa clave de interés en 8.25% en medio de una economía debilitada y menores presiones inflacionarias, y dijo que la postura de política monetaria es congruente con la convergencia de la inflación a la meta.

Comentarios