En riesgo, la cobertura universal de antirretrovirales por sus altos precios

Medicamentos antiretrovirales. Foto: Twitter @Ssalud_mx Medicamentos antiretrovirales. Foto: Twitter @Ssalud_mx

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Está en riesgo la universalidad de la cobertura de medicamentos antirretrovirales contra el VIH si no se logran abatir sus elevados precios, afirma un reportaje publicado por la página Letraese.

De acuerdo con la nota firmada por Alejandro Brito, México paga seis veces más por esos medicamentos en comparación con países de ingresos similares y es en América Latina el país que los compra a los precios más elevados.

Letraese relata que los esfuerzos de las autoridades de salud por reducir los precios han sido insuficientes. “El costo por paciente era en 2012 de cerca de 42 mil pesos, y ahora estamos en 35 mil pesos, pero tenemos el doble de pacientes, 80 por ciento más que en 2012, entonces el peso es grande”, dice Carlos Magis, encargado en Centro Nacional para la Prevención y el Control del VIH/sida (Censida).

El número de personas con el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) en tratamiento y cubiertas por la Secretaría de Salud pasó de alrededor de 57 mil en 2013 a cerca de 96 mil a finales del 2018, expone el reportaje.

“Este peso financiero sobre el gasto público”, explica, “llevó a la Unidad de Análisis Económico de la Secretaría de Salud a poner en duda la sustentabilidad financiera de la cobertura universal de los tratamientos antirretrovirales”.

La infección por el VIH consume 35 por ciento del presupuesto anual del fideicomiso del Fondo de Protección contra Gastos Catastróficos, que este año asciende a poco más de 9 mil 500 millones de pesos, destinado a cubrir 58 enfermedades consideradas de alto costo; cerca de 3 mil millones de pesos se destinarán a la compra de antirretrovirales, relata.

El crecimiento del gasto en la compra de estos fármacos alcanzó su tope y comenzó a descender gracias a la adquisición de versiones genéricas de antirretrovirales cuya patente ya caducó, y a la política de compra consolidada de medicamentos, que favorece la negociación de mejores precios de los fármacos proporcionados por las instituciones de salud del Estado, explica Letraese.

Sin embargo, no ha sido suficiente, alerta.

De acuerdo con Patricia Uribe, quien en 2013 asumió la dirección de Censida, los precios de los medicamentos genéricos sólo han disminuido 13% cuando esa reducción debería ser mínimo del 30%, e incluso hay casos en que el genérico es más caro que el que ofrece el laboratorio de la patente original.

En México, dice Letraese, alrededor de 140 mil personas con VIH toman medicamentos antirretrovirales, de los cuales 96 mil los obtienen a través del Seguro Popular.

El problema de fondo, señala, radica en la política de adquisiciones de medicamentos del gobierno mexicano.

“México es de los países de la OCDE que más gasta en medicamentos debido a esa política que por un lado otorga libertad absoluta de mercado, donde productores y distribuidores imponen precios a su conveniencia; y por el otro, protege las patentes hasta el último intento que hacen las compañías farmacéuticas por prolongarlas”.

Comentarios

Load More