Mexicanos gastarán 47 mil millones de pesos por el Día de las Madres

Profeco anunció operativos de vigilancia por el 10 de mayo. Foto: Twitter @Profeco Profeco anunció operativos de vigilancia por el 10 de mayo. Foto: Twitter @Profeco

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo estimó que los mexicanos gastarán 47 mil millones de pesos para festejar a las mamás en su día.

Según el organismo, dicha celebración es el segundo evento de mayor derrama económica en el mercado interno del país, sólo superado por el Buen Fin y por encima del Día del Amor y la Amistad.

Nabor Cruz, investigador del Instituto de Investigaciones Económicas (IIEc) de la UNAM, consideró que la relevancia de esta fecha es enorme, pues se estima que el gasto promedio para la celebración es de entre 850 y mil pesos por familia, aunque subrayó que dado el incremento del comercio electrónico este año será de entre mil y mil 250 pesos.

Restaurantes, servicios turísticos y comercio electrónico, precisó, serán los tres grandes beneficiados en esta fecha, además, por ser viernes, se calcula que en este 10 de mayo se reflejará un incremento de 20 o 30% de la ocupación hotelera.

Tan sólo el Buen Fin del año pasado, indicó, se generaron transacciones por alrededor de 100 mil millones de pesos, y el 14 de febrero causó una derrama de alrededor de 22 mil millones de pesos.

El especialista detalló que en los últimos ocho años se ha registrado un apogeo del comercio electrónico en portales como Amazon y Mercado Libre que han incrementado sus ventas de ropa, joyería y perfumes, y cuyos tres rubros conforman entre 25 y 30% de las transacciones de comercio electrónico en esta fecha.

Además, agregó, el sector informal se llevará el mismo porcentaje del consumo y las ganancias, debido a que prácticamente un cuarto de nuestra economía tiene que ver con este.

Cruz resaltó la importancia de esta celebración en 2019, debido a que puede ser un primer “choque positivo” para la economía en el rubro del consumo interno, pues el crecimiento del PIB durante el primer trimestre del año fue prácticamente nulo, del 0.2.

“El 10 de mayo va a venir muy bien para incrementar el consumo y el gasto en general en el segundo trimestre”, expresó.

Aclaró que, si bien, no estamos oficialmente en una desaceleración económica, lograr un incremento de 3.5% en la derrama económica del 10 de mayo en relación con 2018 es importante para la economía, y consideró oportuno que la celebración se dé durante el fin de semana, para que el gasto sea mayor y pueda servir como paliativo a la situación.

El investigador universitario recomendó realizar las compras en efectivo o a meses sin intereses, debido a que el Día de las Madres es una fecha muy marcada por la compra de enseres electrodomésticos.

De igual manera, advirtió, hay que cuidarse del sobreendeudamiento, “sobre todo porque la situación económica en el mediano plazo no es optimista, y no parece que haya un escenario de crecimiento económico para el segundo semestre de 2019 y para 2020”.

Según datos de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) elaborada en 2017, un total de 35.2 millones de mujeres de 15 años y más han sido madres, de las cuales siete de cada 10 están casadas o unidas; otro 20% son viudas, separadas o divorciadas; y casi 10% son madres solteras.

Ante esta situación, eI integrante del IIEc de la UNAM  estimó que ser mamá puede costar entre 70 y 80 mil pesos, de acuerdo con lo calculado durante los nueve meses de gestación, entre visitas al especialista, revisiones, estudios como ultrasonidos y vitaminas; lo que depende de si la atención médica de la madre se realiza de manera privada o en el sector público.

Además, de acuerdo con la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), los gastos para recibir a un bebé pueden ir desde los 14 mil hasta más de 60 mil pesos, entre la compra de artículos como pañales, paquete de higiene, pañalera, ropa de recién nacido, biberón, escobillón y calentador para biberón, esterilizador, bañera, baberos, chupón, monitor, cuna carriola, asiento para auto y canguro.

A todo lo anterior, según la Condusef, se suman los costos relativos al embarazo y al parto, entre ellos, la prueba de embarazo que puede costar entre 50 y 200 pesos; cada ultrasonido obstétrico, de alrededor de 530 pesos, y el parto normal, entre 15 mil y 30 mil pesos, cantidad que se incrementaría entre 20 mil y 47 mil pesos en caso de una cesárea.

La UNAM destacó que, en contraparte, una de cada cuatro de las madres ocupadas gana hasta un salario mínimo (24.5%); la mitad de ellas (53.3%) percibe entre uno y tres salarios mínimos y solamente 14.4% gana más de tres salarios mínimos mensuales.

Además, precisó, dos tercios de las madres trabajadoras carecen de acceso a instituciones de salud como prestación laboral.

Comentarios

Load More