Gobernador de Guerrero se deslinda del caso de las autodefensas

Héctor Astudillo Flores, gobernador de Guerrero. Foto: Alejandro Saldívar Héctor Astudillo Flores, gobernador de Guerrero. Foto: Alejandro Saldívar

CHILPANCINGO, Gro. (apro).- El gobernador Héctor Astudillo Flores se deslindó del caso de los grupos de autodefensa que mantienen el control de la seguridad en los municipios de Acapulco y Chilpancingo, argumentando que la Fiscalía General del estado (FGE) debe actuar contra los civiles armados.

“Yo creo que la Fiscalía tiene que hacer el proceso de donde se configura delito y proceder contra eso”, expresó el mandatario, entrevistado por la mañana durante un acto oficial en esta capital.

Astudillo también dijo que no va a responder a la acusación que hizo en su contra el líder del grupo armado de Los Dumbos, Daniel Adame Pompa, quien desplazó a sangre y fuego el pasado martes a la autodefensa antagónica de la UPOEG del poblado de Xaltianguis, municipio de Acapulco.

Adame Pompa denunció públicamente ayer que el gobierno estatal está protegiendo a los dirigentes de la UPOEG, Bruno Plácido Valerio y Ernesto Gallardo.

Al respecto, el gobernador dijo: “Yo no soy la instancia para responder y ni le voy a contestar”.

A pesar de que ahora el grupo armado de Los Dumbos asumió el control de la seguridad en Xaltianguis al desplazar a la UPOEG, el mandatario señaló que soldados y policías estatales se mantienen en el poblado para evitar un nuevo enfrentamiento como el ocurrido hace tres días, que dejó un saldo de tres muertos, cuatro heridos y la suspensión de actividades en la antesala de Acapulco.

Este hecho violento provocó una alerta máxima entre los grupos de autodefensa divididos entre las organizaciones armadas de la UPOEG y el FUSDEG, quienes asumieron las funciones de seguridad en una decena de comunidades de los municipios de Acapulco y Chilpancingo, ubicadas sobre la carretera federal México-Acapulco.

Ante esta situación, Astudillo se limitó a decir que espera que la Fiscalía estatal actúe contra la presencia de civiles armados en esta franja que conecta la región Centro con el Pacífico mexicano y se considera una ruta importante del narco en la entidad.

Comentarios

Load More