Exhiben parto de mujer en sala de espera de Hospital de Tecomán, Colima

El gobierno de Colima dijo que la mujer sólo acudió a tres citas de control. Foto: Tomada de Twitter El gobierno de Colima dijo que la mujer sólo acudió a tres citas de control. Foto: Tomada de Twitter

COLIMA, Col. (apro). – Una joven embarazada, de 19 años, tuvo que recostarse en el piso para que naciera su hija en la sala de espera del Hospital General de Tecomán, donde había acudido a solicitar atención médica.

En un video que circula en las redes sociales, se aprecia a la mujer acostada boca arriba, mientras personal del nosocomio realiza de manera apresurada las tareas para recibir a la bebé y cortar el cordón umbilical, frente a varias personas que observan la escena.

“Hace dos años pasó lo mismo, no atendieron a mi hija y se le murió su bebé, y no se hizo nada; yo creo que no es justo que vuelva a pasar otra vez lo mismo”, se escucha una voz femenina en el video.

Otra paciente afirma que la mujer ya tenía un rato de haber llegado, pero no fue atendida: “Estaba toque y toque la señora desde que llegó y no le hicieron caso”.

Personal de seguridad del hospital trató de impedir la videograbación de la escena, pero el joven que lo hizo, apoyado por algunos de los presentes, defendió su derecho: “Sí se puede grabar, si no vea la Constitución, ahí dice… si los familiares quieren que grabe sí se puede, cómo de que no”.

A través de un comunicado, el gobierno estatal prácticamente responsabilizó a la joven madre de lo ocurrido, al señalar que “sólo tuvo registro de tres consultas de control a lo largo del embarazo, condición que indica un control inadecuado”, además de que “al tratarse de una paciente con varios partos y sin control prenatal adecuado, aumenta el riesgo de parto precipitado”.

Explicó que, al acudir a revisión, la mujer “registró ruptura de amnios, se le rompió la fuente, y tuvo a su tercer hijo”.

En ese momento, añadió, fue atendida por personal de salud que ayudó en su proceso y brindó las atenciones requeridas para la fase expulsiva del parto y evitó que el recién nacido tuviera contacto con el piso.

“A pesar de haber llegado a la unidad en fase expulsiva y tener un parto precipitado, el nacimiento y alumbramiento se atendió por personal de salud con maniobras adecuadas para reducir al mínimo los riesgos de la menor y la madre”, expuso el boletín.

El estado de salud de la mujer, dijo, es estable y su recuperación continúa el proceso normal luego del parto.

“La bebé tiene condiciones favorables de salud y se encuentra en cuneros bajo observación, como medida de precaución para brindarle las condiciones necesarias en su desarrollo”, puntualizó.

Según datos citados en el comunicado oficial, 99.3 por ciento de los partos en la entidad se atienden en los hospitales; mientras que el resto, el 0.7 por ciento se dan fuera de unidades hospitalarias.

Comentarios

Load More