DH de NL acredita violaciones a 496 internos de Topo Chico en operativo de reubicación

MONTERREY, N.L., (apro). – La Comisión Estatal de Derechos Humanos de Nuevo León acreditó el atropello a las garantías individuales de 496 internos del penal del Topo Chico, que fueron agredidos cuando fue efectuado un operativo de reubicación, el 27 de marzo pasado.

La recomendación 08/2019 señala que el día de los traslados a penales de Ramos Arizpe, y Morelos, no hubo aviso previo, lo que ocasionó que hubiera disturbios que derivaron en lesiones a 49 de ellos, uno por arma de fuego, y afectaciones a 23 custodios.

La llamada de atención va dirigida al Secretario de Seguridad Pública del Estado debido a que uniformados de Fuerza Penitenciaria y Fuerza Civil trasgredieron los derechos humanos de las personas privadas de su libertad en el Penal del Topo Chico.

“Esto fue por la abstención u omisión en el deber de custodia y no brindar una adecuada protección a la integridad física y psicológica; así como al derecho a la integridad personal en relación al uso excesivo y desproporcionado de la fuerza, y por tratos crueles, inhumanos o degradantes”, señala el documento dado a conocer hoy por la titular de la CEDHNL, Sofía Velasco Becerra.

El organismo abrió una investigación de oficio por los traslados que se hicieron desde los penales Femenil, del Topo Chico, Cadereyta y Apodaca, pues sólo los directivos de este último dieron aviso a la autoridad judicial, que revalidó la reubicación, lo que ocasionó disturbios.

La Comisión se entrevistó con 48 internos que atestiguaron que los uniformados que participaron en la operación de traslado los golpearon con tubos, macanas y culatas mientras se encontraban en el suelo sometidos y maniatados.

Los médicos acreditaron lesiones de diversa índole entre los reos, producto de los golpes, y uno de ellos resultó con una herida de arma de fuego en la pierna izquierda.

Algunos de los reclusos también fueron desnudados y exhibidos en el patio de la prisión mientras eran sofocado el motín.

La Comisión pidió al titular de la secretaría de Seguridad Pública de Nuevo León que emprenda procedimientos de sanción interna contra los responsables de las agresiones, y que determine si hubo responsabilidad de custodios que despojaron de sus ropas a las personas privadas de la libertad.

También que se les instruya a los directores de los penales de la localidad a que pidan autorización a la instancia judicial correspondiente cuando trasladen a internos a otros penales.

Demanda que se le proporcione atención médica y sicológica a los internos que resultaron lesionados en la jornada de los traslados, y que las penitenciarías adquieran equipo tecnológico para que, durante las revisiones, se evite la introducción de armas de fuego y sustancias prohibidas.

Comentarios