Dejan estiércol en el Congreso de Puebla para exigir el cierre de un rastro

PUEBLA, Pue. (apro).– Pobladores de los municipios de Oriental y Cuyoaco lanzaron estiércol a las puertas del Congreso de Puebla para exigir que se frene las operación del rastro de la empresa Granjas Carroll en esa región.

Encabezados por el activista Oswaldo Villegas, los ejidatarios también pidieron al gobierno estatal que cesen los hostigamientos contra los opositores a esta empresa.

Acusaron al subsecretario de gobernación del Estado, José Luis Márquez Martínez, de haberlos amenazados con encarcelar a quienes siguieran en la resistencia contra el crecimiento de la empresa en esa región.

Los manifestantes señalaron que se oponen a que la empresa siga en crecimiento porque ha generado contaminación del aire y de los mantos freáticos en la región, y con ello provoca problemas de salud a los pobladores.

En enero, Granjas Carroll de México presentó el rastro Tipo Inspección Federal (TIF) que construyó en el municipio de Oriental con una producción de 10 mil cerdos sacrificados al día.

Los quejosos detallaron que se pretenden abrir cinco nuevos espacios en los núcleos ejidales de Ocotepec, Guadalupe Victoria, Xonacatlán y Texcal, con lo que se provocaría un mayor daño al medio ambiente y se generaría una sobrexplotación de los mantos acuíferos de la zona.

Los pobladores apuntaron que, aunque Granjas Carroll asegura contar con tecnología de punta que mitiga los daños al medio ambiente, en los municipios cercanos a la planta ocurre que los niños y otros pobladores sufren constantemente de enfermedades gastrointestinales.

Esteban Villa Hernández dijo que en la zona prevalece el hedor del estiércol que tiene que ser tolerado por los pobladores todo el tiempo y que llega a distintas poblaciones de la región conforme soplan los vientos.

A través de un comunicado, Granjas Carrol rechazó las acusaciones hechas por los pobladores y aseguró que cumple con los estándares de calidad y que prueba de ello son los certificados como Industria Limpia y de Calidad Ambiental por parte de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa).

“La empresa tiene más de 10 años dentro de Programa Nacional de Auditoria Ambiental, superando los estándares que señalan las normas de nuestro país, tanto a nivel federal, estatal y municipal. Contamos con la certificación de la norma internacional ISO 14001:2004 y actualmente nos encontramos en el proceso de recertificación bajo los nuevos requisititos de la norma ISO 14001:2015”, sostiene.

“Cada uno de los procesos que se realizan al interior de sus instalaciones se hacen siempre con apego a las más estrictas normas ambientales, bajo la constante revisión de las autoridades e instituciones internacionales”, agrega la empresa.

Comentarios