Anuncian doble Hoy No Circula por contingencia ambiental

CIUDAD DE MÉXICO (apro).– Debido al aumento de la contaminación y la falta de lluvia y viento en la Zona Metropolitana del Valle de México, la Comisión Ambiental de la Megalópolis (CAMe) sumó el Ozono a la Contingencia Ambiental Atmosférica Extraordinaria por Partículas PM2.5 que decretó esta mañana y, ahora sí, ordenó restricción vehiculares para este miércoles 15.

Por ello, todos los vehículos con holograma de verificación 2, los de holograma 1 terminación de placa non y todos los vehículos con engomado color rojo terminación de placa 3 y 4, así como los que no tienen holograma o sus placas están formadas por letras no podrán circular de las 05:00 a las 22:00 horas.

La medida incluye a todos los vehículos de servicio particular con placas de circulación del extranjero o de otras entidades federativas que no porten el holograma de verificación “00”, “0” o Exento.

Tampoco podrán circular los vehículos que porten un pase turístico. De la misma manera quedan restringidos todos los vehículos destinados al servicio de transporte de carga con placa federal o local, que no podrán circular las 06:00 a las 10:00 horas.

En tanto, todos los vehículos de reparto de gasolina, diésel y gas licuado de petróleo con holograma 1 y 2 terminación de placa non deberán suspender su circulación de las 5:00 a las 22:00 horas.

La activación de la Contingencia Ambiental Atmosférica Extraordinaria por Partículas (PM2.5) y Ozono fue anunciada por la CAMe a las 15:00 horas de este martes.

Mediante un comunicado, explicó que este martes se registró un valor de 142 puntos del Índice de Calidad del Aire por Ozono, aunque por este contaminante, la Fase 1 se activa a partir de los 150 puntos.

Además, según la CAMe, prevalecen los índices de contaminación por partículas finas. A las 05:00 horas se registraron 158 puntos del Índice de Calidad del Aire para PM 2.5 en la estación Nezahualcóyotl, pero a las 13:00 horas se registraron niveles de 161 puntos, de acuerdo con las autoridades ambientales.

Según el organismo, en los últimos cuatro días, la calidad del aire se ha visto afectada por incendios en la región centro y sur del país, un sistema de alta presión que evita la dispersión de contaminantes, altas temperaturas, además de una prolongada sequía.

De acuerdo con la Comisión Nacional Forestal (Conafor) y las áreas de protección civil de las entidades, entre el 9 y 13 de mayo se han registrado más de 395 incendios: 130 en el Estado de México, 66 en la Ciudad de México, 112 en Hidalgo y 87 en Morelos.

En tanto, autoridades ambientales informaron que se prevé que continúe la falta de lluvia y viento para los próximos dos días en la zona metropolitana, hecho que no ayudaría a la dispersión de los contaminantes.

 

Cambios en programas de contingencia y Hoy No Circula

Pasado el mediodía, Sergio Sánchez Martínez, subsecretario de Gestión para la Protección Ambiental de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), informó que la próxima semana anunciarán cambios al programa de contingencias ambientales atmosféricas, al Hoy No Circula y al calendario de actualización de normas oficiales mexicanas de alto impacto para la reducción de emisiones.

En conferencia, detalló que el pasado 11 de mayo se registraron 138 puntos de PM2.5; el 12 hubo 146 puntos; el 13, 157; y el 14 de mayo, a las 10:00 horas, 160 puntos.

El funcionario añadió que durante la contingencia extraordinaria se darán reportes de la Calidad del Aire tres veces al día: a las 10:00 horas, 15:00 horas y a las 20:00 horas.

La CAMe recordó que los Programas para Contingencias Ambientales Atmosféricas de la ZMVM publicados en 2016 no contemplan las PM2.5, no obstante, desde el pasado 11 de mayo ha emitido diversos comunicados para la protección de la salud y activó el programa de vigilancia epidemiológica.

Ante las críticas en redes sociales por la presunta actuación tardía o de manera reactiva a la emergencia ambiental, la jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum, aseguró: “No se está actuando de manera reactiva, queremos regresar a precontingencia… se va a dar a conocer la próxima semana un nuevo modelo de contingencia”.

La exsecretaria de Medio Ambiente consideró que con el actual programa “se restringen las actividades muy poco”. Insistió en que “estamos siendo muy responsables” y reiteró que, a partir del nuevo programa de contingencia habrá una modalidad de alerta antes de declararla.

Las autoridades añadieron que cuentan con el apoyo y asesoría del Centro Mario Molina, el Centro de Ciencias de la Atmósfera de la UNAM, el Instituto Politécnico Nacional, la Iniciativa Climática de México, el Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático y otras instituciones que forman parte del Comité Científico Asesor de la CAMe.

 

OCCA exige respeto al derecho a la salud

Por su parte, el Observatorio Ciudadano de la Calidad del Aire (OCCA) manifestó su exigencia para tomar las medidas adecuadas en el corto, mediano y largo plazo para garantizar el derecho a la salud y un medio ambiente sano.

El organismo difirió de las autoridades ambientales que señalan el aumento de los incendios como la causa principal de la mala calidad del aire en los días más recientes en la ZMVM, además de las altas temperaturas y la falta de viento y lluvias.

“El problema que nos aqueja el día de hoy no es un hecho tan casuístico ni excepcional como se ha declarado hasta ahora. Los incendios forestales son lamentablemente un problema que irá al alza ante escenarios cada vez más frecuentes de variabilidad climática derivados del calentamiento global”, dijo.

Luego, aclaró: “no contar con un protocolo de actuación por altas concentraciones de PM 2.5 es una omisión grave por parte de las autoridades locales y federales, y también es una violación sistemática al derecho de todos los mexicanos a la salud y medio ambiente sano”.

Por ello, llamó al fortalecimiento de las capacidades locales de los cuerpos de emergencia para la contención de los incendios.

“Abordar el problema de calidad del aire de manera aislada del cambio climático no dará soluciones eficaces ya que se requieren acciones tanto de mitigación como de adaptación”, añadió.

El OCCA demandó medidas congruentes, más allá de la situación de emergencia, para reducir la contaminación en el mediano y largo plazo.

Se refirió en particular a las emisiones generadas por el sector transporte, “el mayor consumidor de combustibles fósiles con más del 60% de la energía de la Ciudad, y por lo tanto se relaciona con las mayores emisiones de partículas (PM10 y PM2.5), óxidos de nitrógeno (precursores de ozono) y de dióxido de carbono de acuerdo a lo indicado en el Inventario de Emisiones de la Ciudad de México (CDMX)”.

Según el Observatorio, en 2017 la contaminación por material particulado fino y ultrafino (PM10 y PM2.5) derivado del transporte terrestre causó 4 mil 9 muertes en la ZMVM, equivalente a 2.21% de su Producto Interno Bruto (PIB).

En contraste, la fase de 2 contingencia ambiental en la CDMX sólo se declara al rebasar los 150 puntos IMECA, es decir al alcanzar una concentración promedio de 97 μg/m3 en 24 horas por PM10, dejando fuera a las 3 PM 2.5 del Programa de Contingencias Ambientales.

Comentarios