“Quieren destituirme porque estorbo ante acuerdos con Duarte”: Winckler a Cuitláhuac García

XALAPA, Ver. -(apro). -Jorge Winckler Ortiz, Fiscal General del Estado (FGE) fustigó que el gobernador Cuitláhuac García Jiménez y demás funcionarios de la administración morenista pretendan quitarlo del cargo mediante “escenarios fantasiosos” de amistades con criminales del Cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG) “porque le estorba” al actual gabinete, quienes están obligados a cumplir compromisos con el exgobernador priista Javier Duarte de Ochoa.

Ayer, en rueda de prensa, el Secretario de Gobierno, Eric Cisneros Burgos acusó que el Fiscal “protege” a Jesús N, “El Lagarto”, jefe de plaza del CJNG en el sur de Veracruz y que, de acuerdo con el funcionario, la fiscalía le permitía moverse en vehículos oficiales con total impunidad.

Winckler reviró que el paquete de denuncias en su contra ante la Fiscalía General de la República (FGR) son sólo “presión política” para hacerle renunciar.

“Pretenden forzar mi salida, no me doblegaré ante los ataques (…) les estorbo para encubrir sus compromisos con Javier Duarte”, reviró.

Winckler se burló que, tras dos juicios políticos en su contra, los cuales fracasaron en el Congreso de Veracruz, el gobierno de Cuitláhuac García ya no sabe qué inventar para removerlo del cargo.

“Les seguiré estorbando, no sacrificaré mi cargo, lucharé con la verdad para que haya justicia”.

El Fiscal advirtió que Duarte de Ochoa tiene procesos penales en Veracruz, además de confiar en la Fiscalía General de la República de llevar a cabo el proceso judicial en contra del exgobernador de manera transparente.

Al mismo tiempo precisó que hay excolaboradores duartistas que continúan presos, prófugos y otros vinculados a proceso pero en libertad, además que a Karime Macías, esposa de Javier Duarte, tiene en contra un proceso penal por el cual se ha solicitado su extradición a Reino Unido.

No obstante, Winckler omitió que de los diez funcionarios duartistas que fueron llevados a prisión por delitos como peculado, coalición, enriquecimiento ilícito, desvío de recursos y desaparición forzada en los últimos dos años, ya salieron de prisión y sólo continúa en la cárcel el exfiscal, Luis Ángel Bravo.

En Veracruz, el 70 por ciento de su territorio, desde Pánuco a Las Choapas, tiene presencia el CJNG donde se comenten delitos que van desde el trasiego, siembra y preparación química de estupefacientes, robo y venta de combustible, hasta la extorsión a mercaderes de piratería y el cobro de piso a giros negros.

Comentarios