Sedena realiza cambios en la VIII Región Militar para “concretar y consolidar” la Guardia Nacional

Juan Arturo Cordero, nuevo comandante de la VIII Región Militar, y el general Jaime González Ávalos. Foto: Tomada de Twitter @municipioseguro Juan Arturo Cordero, nuevo comandante de la VIII Región Militar, y el general Jaime González Ávalos. Foto: Tomada de Twitter @municipioseguro

OAXACA, Oax. (apro).- Con la instrucción de “concretar y consolidar” la Guardia Nacional, este jueves la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) realizó cambios en la VIII Región Militar y nombró como comandante de ese mando territorial al general Juan Arturo Cordero Gómez, quien sustituyó a Alfonso Duarte Mújica.

También designó como comandante de la 28 Zona Militar a Jaime González Ávalos, en lugar del general Martín Terrones Calvario.

Ambos tomaron posesión del cargo en una ceremonia realizada en el Sexto Regimiento de Artillería, con la ausencia del gobernador Alejandro Murat Hinojosa.

“La Guardia Nacional es un proyecto federal que se está materializando en tres etapas: en la primera mediante el despliegue de coordinaciones regionales que ya están con la policía militar, la policía naval y la policía federal; en la segunda etapa se integrará personal militar voluntario, y la tercera etapa consiste en el reclutamiento de 50 mil jóvenes”, explicó el nuevo comandante de la VIII Región Militar con sede en Oaxaca.

Añadió: “La instrucción es apoyar ese proyecto para que se concrete y se consolide en el tiempo establecido por el presidente (Andrés Manuel López Obrador). En tres años estará la Guardia Nacional y ya está desplegada en su primera etapa con policía militar, naval y federal”.

Aunque mencionó que no tenía la cifra precisa porque apenas llegó ayer, el comandante Juan Arturo Cordero Gómez señaló que en Oaxaca “tenemos el despliegue de coordinaciones regionales como en toda la República, (y los puntos de atención) son la proximidad social y la seguridad pública. Ese es el particular interés de la Guardia Nacional”, abundó.

Sin embargo, no quiso comentar cómo ve la situación en Oaxaca y en ese tema le lanzó la bolita al secretario de Seguridad Pública estatal, José Raymundo Tuñón Jáuregui, a quien supuestamente negaron la entrada, en dos ocasiones, a las reuniones de seguridad con el comandante de la región militar.

Luego de insistirle que estuvo en el estado de Veracruz y por tanto debía conocer sobre la violencia en la zona limítrofe con Oaxaca, comentó:

“Yo vengo de Veracruz, me desempeñe como jefe del Estado Mayor ahí. Somos regiones limítrofes la 6ª de Veracruz y la 8ª de Oaxaca. Hay una coordinación establecida con el Ejército, la fuerza aérea y las fuerzas estatales, federales y municipales”.

–¿Es una situación grave? –preguntó la prensa. Y respondió: “Usted la define de esta manera. Yo no puedo definirla de esa manera hasta no conocer a detalle la gravedad del asunto y poderla categorizar en ese sentido”.

Lo que sí reconoció es que “la instrucción de la Sedena es que, sin abandonar nuestros trabajos y nuestras tareas originales, entre ellos la erradicación de enervantes, nos sumemos al proyecto de la Guardia Nacional, además combatamos todos los ilícitos, como es el robo del hidrocarburo, toda actividad ilícita, siempre en coadyuvancia de las fuerzas del orden público que es la Policía Federal, estatal y municipal. Trabajamos en estrecha colaboración y en apoyo de ellos”.

–¿Qué conocimiento o radiografía tiene de Oaxaca?

–Yo fui comandante del Sexto Regimiento de Caballería en Loma Bonita, y el comandante Ávalos del Regimiento de Ixtepec. Entonces, conocemos parcialmente al estado en su geografía, en su historia, en sus tradiciones y en sus costumbres.

“Nosotros lo que venimos hacer aquí es sumar esfuerzos y estar muy cerca de la sociedad en participar en la aplicación del Plan DNIII cuando se requiera, como fue en el terremoto de 2017, donde las fuerzas armadas estuvimos presentes en etapas de auxilio y reconstrucción”, abundó.

Hizo hincapié en que el Ejército y la fuerza aérea mexicanos tienen cinco misiones generales: defender la integridad, independencia y soberanía de la nación en primera instancia; garantizar la seguridad interior; auxiliar a la población civil en necesidades públicas mediante campañas de vacunación, distribución de libros de texto y cocinas comunitarias; realizar acciones cívicas y obras sociales que tiendan al progreso del país, y en caso de desastre, proporcionar auxilio.

Finalmente, manifestó que los cambios forman parte de la política de rotación de personal y porque el general Duarte Mújica y Terrones Calvario pasarán al retiro. Entonces, “venimos a darle continuidad al trabajo”, soltó.

Comentarios

Load More